Mariano Berdejo: «Los 25 años de la Sociedad Gastronómica Los Sitios han logrado atraer a la gente joven»

La Sociedad Gastronómica Los Sitios celebra su aniversario con una serie de actividades alrededor de la comida

La buena comida y la buena compañía son las máximas bajo las que se rige la Sociedad Gastronómica Los Sitios, tal y como indica su presidente, Mariano Berdejo. Desde hace, -como ellos dicen-, 25+1 años estos “foodies” de la comida aragonesa se reúnen para disfrutar de los mejores productos de la tierra en un ambiente, sobre todo, de amistad.

Este año, y tras la imposibilidad de celebrar su cuarto de siglo por culpa de la pandemia, la sociedad recupera el tiempo perdido con un aniversario muy especial en el que van a organizar, durante un mes, una serie de actividades entre las que se encuentra una comida aniversario con todos los socios.

Pregunta.- Hace más de 25 años que «importaron» el concepto de la sociedad gastronómica de Navarra, una actividad que no es muy habitual en Aragón, ¿podría explicar en qué consiste y cómo han acogido los zaragozanos esta idea?
Respuesta.- Bueno, es algo distinto a lo que veníamos haciendo en Aragón. Nosotros teníamos unas peñas o hay una serie de peñas. Muchas veces nos confunden con una peña, pero las sociedades gastronómicas tienen algo muy importante para ellas, que es, en torno a la cocina y al buen comer, unir a un grupo de amigos de diferentes pensamientos, ideas, formas…

Sí que no hay la cantidad de sociedades gastronómicas que puede haber tanto en Navarra como en el País Vasco. Allí es algo que funciona desde muy pequeños, ya desde que son críos se empiezan a juntar las cuadrillas de amigos y se van uniendo alrededor de la cocina, porque hay mucha tradición. En la buena cocina solo hay que ver la cantidad de buenos cocineros y cocineras, porque casi todos los cocineros hablan siempre de la madre o, como allí dicen, de la amatxu, que es donde muchos de ellos han encontrado esa cosa de la cocina.

P.- La sociedad se reúne en una bodega aragonesa del Siglo XVII, ¿cómo ha afectado esto a sus reuniones durante la pandemia? ¿Han podido ir recuperando su actividad?
R.- Pues la verdad es que nos ha afectado, o nos afectó, mucho porque en 2020 estuvimos prácticamente cerrados. Solo hay que pensar que entre el año 2020 y el 2021 tuvimos muy pocos días la Sociedad abierta, a lo que hubo que añadir las reducciones de aforo, que nos afectó de una manera significativa.

Entre 2020 y 2021 vinimos a tener 60 o 70 de lo que nosotros llamamos eventos, -cuando se juntan las personas y un socio reserva tal día-, con la diferencia de que en 2019 fueron cerca de 400 eventos. Prácticamente una normalidad, como tal, no hemos tenido hasta hace mes y poco, lo hemos tenido con restricciones y cerrado. Por lo tanto, sí que nos ha afectado mucho.

Desde hace 26 años los socios se reúnen en una bodega del Siglo XVII

P.- Este año cumplen, como ustedes dicen, 25+1 años. No todas las agrupaciones consiguen llegar al cuarto de siglo, ¿cómo se mantiene viva la pasión? ¿Ya tienen fichada a la próxima generación?
R.- Bueno, esto ha sido uno de los grandes retos que hemos tenido y ya antes de la pandemia, con la crisis, muchos profesionales empezaron a tener problemas. No es que haya que invertir mucho dinero, pero son unos gastos y la anterior crisis ya nos afectó.

También afectó que los socios empezábamos a tener años. Cuando se hizo esto muchos de ellos tenían 30 o 40 años, pero al pasar 25 años esto se ha ido notando. Pero ya se decidió que el socio que quisiera pudiera pasarle sus acciones a un hijo sin ningún coste y él quedaba, además, de emérito; es decir, que podía hacer uso de la sociedad siempre que esta no estuviera comprometida por algún otro socio numérico. Esto ha atraído a gente joven que ha venido.

Después de esto, también a través de estas personas jóvenes, han venido amigos y otras personas que la conocen y la verdad es que ahora tenemos lista de espera. Tenemos cuatro personas que nos han solicitado entrar en la Sociedad, pero, claro, tenemos unos númerus clausus, son 60 los máximos que puede haber y eso lo vamos respetando.

P.- Para celebrar estos 26 años van a realizar varias actividades, entre ellas una comida.
R.- Bueno, hacemos lo más importante que hay para nosotros: comer, juntarnos a comer con amigos, con personas que tienen una relación con la Sociedad -que intentamos que vengan la mayor parte- y juntarnos en una comida. Aparte de otra serie de actividades que vamos a hacer en este próximo mes o mes y medio.

La semana que viene, el viernes 25, tenemos la comida aniversario y, bueno, ya estamos preparando nuestro menú, que será lo más aragonés posible.

P.- Su lema es «mejor que sobre que no que falte», ¿por qué?
R.- Creemos que, en este momento, aunque hay muchas dificultades y muchas cosas, entendemos el que sobre para poder facilitar a otras personas que se puedan llevar. Pero la verdad es que tenemos muchos años de experiencia y, salvo que hubiera personas que hayan dicho que vienen y después no vengan, es muy difícil que sobre.

Siempre procuramos que sobre y que no falte; por eso ese es el lema.

A día de hoy, la sociedad tiene lista de espera para entrar

P.- ¿Qué necesita alguien que quiera unirse a la Sociedad Gastronómica Los Sitios?
R.- Ser una persona abierta, porque se va a encontrar personas de distintos trabajos, de distintas edades, de distintas ideologías…

En el primer sitio donde ya hay participación de todos es en la cocina, una cosa son los eventos que cada socio se organiza con su familia o sus amigos, y otra cosa es una serie de reuniones que hacemos, como es esta del 25, que la organizamos, preparamos, guisamos y nos la comemos, en principio, lo socios.

¿Qué es lo que buscas? Que el socio que quiera entrar sea abierto a juntarse con gente, a la buena comida, a la buena amistad y a la buena conversación. Porque lo importante son las conversaciones, los corros en los que te vas juntando con uno o con otro… y eso es importante siempre.

P.- ¿Qué plato no puede faltar en una de sus comidas? ¿Y en la mesa de todos los aragoneses?
R.- Buscamos siempre, en estos eventos, que sean platos muy típicos de Aragón y creo que, en este momento, algo que es muy típico y que quizá hace muchos años tenía una presencia mayor en la cocina, es un pollo al chilindrón. Es un plato que muchos pueden decir que no es tan típico, pero nosotros creemos que lo importante es darle a la comida.

Siempre hemos dicho que también hacemos cosas con ternasco, que también es muy nombrado, pero queremos darle importancia a otros platos que son muy aragoneses, como son muchos de los guisos al chilindrón, y el pollo nos pareció algo muy típico para hacer en una comida que es para celebrar nuestro 25+1 aniversario.

Print Friendly, PDF & Email