La automoción espera transformar la elección de Sagunto en una oportunidad

Aragón se posiciona como la sexta Comunidad Autónoma por la cola en la que más ha descendido la cifra de negocios.

Una vez conocido que la gigafábrica de baterías del grupo Volkswagen no va a instalarse en Aragón, la industria no quiere quedarse parada y aprovechar las sinergias que se puedan generar en torno a este proyecto. Así lo ha remarcado el gerente del Clúster de la Automoción (CAAR), David Romeral, quien ha valorado como “positiva” la apuesta de la multinacional alemana por España, aunque no deje de ser una “pena” que no sea en Aragón.

Para Romeral, la cercanía de Sagunto con el territorio aragonés genera nuevas “oportunidades” para la industria auxiliar aragonesa que “habrá que aprovechar”. “¿Por qué no generarse oportunidades para que empresas aragonesas puedan fabricar componentes o realizar servicios para las instalaciones de esa fábrica? Es una oportunidad que tendremos que aprovechar”, ha señalado, remarcando que “hubiera sido más difícil” si la elección hubiese sido Extremadura.

De este modo, el gerente del CAAR defiende que esta milmillonaria inversión es una muestra a la automoción europea de que “en España se puede invertir”, y “hemos estado entre las finalistas”. “Hay que seguir trabajando todo el ecosistema y la administración para que la próxima sea la de Aragón”, ha afirmado.

Porque, según Romeral, el horizonte de la electrificación de la movilidad, con normativas europeas que obligarán a circular exclusivamente vehículos de energías verdes, abre la puerta a que España acoja más de una fábrica de estas características, y Aragón debe estar posicionada para las nuevas posibilidades. “En estos momentos, el 15% de los vehículos que se fabrican son eléctricos. Cuando el 100% tengan que ser eléctricos, hablaríamos de una producción de entre dos y 2,5 millones de coches. Una fábrica de baterías puede tener capacidad para 700.000. Se necesitarán un par más si vamos a un modelo 100% eléctrico y puede haber oportunidad para una segunda o tercera planta”, ha indicado, sin dudar de que el sector “seguirá peleando” por atraer inversiones.

Print Friendly, PDF & Email