Autocrítica y ambición, las claves de JIM para que el Real Zaragoza vuelva a levantarse

El técnico no quiere justificarse por las bajas que sufre el equipo. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

El Real Zaragoza ha vivido una semana complicada en lo deportivo tras caer fulminado por el Cartagena con un doloroso 3-0 que ha frenado las ilusiones de aspirar a algo más que la zona tranquila esta temporada. Pero el fútbol siempre da múltiples oportunidades y una nueva se avecina este viernes, a las 21.00 horas, en el Estadio Municipal de La Romareda ante un Amorebieta que apura sus últimas opciones de permanencia en la categoría.

El entrenador zaragocista Juan Ignacio Martínez ha insistido en dos conceptos para tratar de que su equipo vuelva a levantarse y que lo de Cartagonova sea otro punto de inflexión dentro de la irregular campaña. Por un lado autocrítica, admitiendo que tanto jugadores como staff técnico han sido “muy duros” durante la semana para no repetir errores. Y, por otro, “ambición deportiva y de profesión”, consciente de que todavía queda camino por recorrer y que ni mucho menos se van a dejar llevar.

El técnico no ha querido justificarse con las múltiples bajas que ha sufrido el equipo en las últimas semanas, especialmente acuciantes en el centro del campo. “Para un entrenador lo mejor es tener a todos disponibles, pero no valen excusas porque una plantilla se hace en pretemporada, en los mercados, para tener volumen de jugadores”, ha recordado, incidiendo en que “hay posiciones con bajas más cuantiosas, pero hay plantilla, chavales del filial y hay que sacar el partido adelante con los jugadores que tenemos”.

Ante los problemas de Francho y Grau, sumados a los de Petrovic, emergen nuevos nombres para ocupar la medular. La buena noticia es que Bermejo progresa adecuadamente y, en principio, podría ser de la partida este mismo viernes. Pero dos han sido los nombres propios por los que ha sido cuestionado JIM en la sala de prensa de La Romareda: Zapater y Vada. “Han sido ambos titulares en este equipo”, ha recordado, convencido de que “van a hacer un buen partido”.

Además, Juan Ignacio Martínez ha lamentado que la falta de regularidad ha hecho que estén “en deuda toda la temporada con La Romareda”. Y se ha mojado respecto al horario del viernes a las 21.00 horas, por tercera vez en escaso tiempo: “El Real Zaragoza sale perjudicado, esto es un sistema de audiencias y tenemos mucha, creen que el viernes es un día ideal para tenerla, pero nos perjudica y beneficia al rival porque la afluencia de público baja por ser día laboral”.

El último de los nombres propios que ha salido a escena en la sala de prensa no ha podido ser otro, una semana más, que el de Iván Azón. “Sabe lo que pienso y lo importante es que va a dar todo siempre”, ha comentado, añadiendo que “si juega de inicio fenomenal y si sale después también, así que la pelota está en el tejado del míster”.

Print Friendly, PDF & Email