Eugeni pide hablar claro: «El Cartagena fue superior y fue un partido malo nuestro»

Eugeni confía en la victoria ante el Amorebieta para olvidar el duelo en Cartagonova. Foto: Real Zaragoza

El Real Zaragoza vuelve a abrir la jornada este viernes y el Amorebieta es el rival que le depara el calendario. La victoria es clave para alejarse de los puestos de descenso y acercarse a los de arriba, aunque a doce puntos de unos y a nueve de otros, ambas son muy improbables. Vencer es vital después de una dura derrota en Cartagena, como ha señalado el blanquillo Eugeni Valderrama, que ha analizado el duelo. “No creo que fuera falta de actitud, hay que hablar claro, fueron superiores, fue un partido malo nuestro”, ha declarado en sala de prensa.

En este momento, la derrota solo queda en el recuerdo para aprender y no cometer los mismos errores. Es cierto que fue “un palo duro” porque querían vencer a toda costa, pero “hay que pensar en el Amorebieta” porque tienen “muchas ganas”. De sus palabras se deduce que no hay objetivos más que “ganar el viernes”. Una vez termine la temporada ya se verá hasta dónde han llegado.

Un problema serio que padece el Real Zaragoza es el de las bajas. Para el Amorebieta están descartados Jaume Grau y Francho Serrano, mientras que Petrovic y Bermejo son duda. A día de hoy, además del propio Eugeni, únicamente quedan Zapater y Vada en esa zona del campo. Eso sí, Lluís López puede hacer las veces de centrocampista. “Tenemos una plantilla con grandes jugadores que pueden cumplir en todas las posiciones del mediocampo”, ha sostenido ante los medios.

Enfrente tiene que estar un Amorebieta que viene “en una situación complicada”. Están abajo, pero no deja de ser “un gran equipo”, por lo que se verá “un partido muy competido como todos”. Dentro del vestuario se es consciente de la dificultad, porque para los vascos puede ser el último tren hacia la permanencia, que ahora les queda a nueve puntos.

Feliz en Zaragoza

A pesar de que Eugeni se centra en esta temporada, apelando al “ya se verá” cuando se le ha preguntado por la que viene, reconoce que se encuentra “muy contento” en Zaragoza. Le han acogido muy bien cuerpo técnico y jugadores, y se siente “muy cómodo y feliz”, algo que se traslada al campo. “Cuando uno es feliz puede sacar su mejor versión”, ha reconocido.

Por ello, con la vista puesta en el nuevo Real Zaragoza, ha afirmado que “todo el mundo quiere estar en proyectos ambiciosos”. Ahora bien, estar en la capital aragonesa “ya es ambicioso, porque un gran club te exige ganar cada partido”, que es lo que intentan. Además, deben tener contenta a una afición a la que quieren dar alegrías.

Dentro del campo se siente importante, algo que le gusta. Los jugadores a su alrededor confían en él y se nota también en su rendimiento. Ahora, como bien ha repetido, su única mira está puesta en el partido ante el Amorebieta, donde sumar de tres es vital para confirmar que lo de Cartagonova solo fue un desliz.

Print Friendly, PDF & Email