El nuevo Plan de Adicciones de Zaragoza pone el foco en las nuevas tecnologías y la prevención

Pese a las nuevas adicciones, el principal motivo de atención en el Centro Municipal de Atención y Prevención de Adicciones sigue siendo el alcohol

Tras doce años sin actualizaciones, el Ayuntamiento de Zaragoza buscará aprobar en la próxima Comisión de Acción Social y Familia el II Plan de Adicciones 2022-2026 con el fin de actualizar las medidas de prevención y atención de los consumos de riesgo, de acuerdo con las tendencias observadas en los últimos tiempos. En concreto, el nuevo documento cuenta con 100 medidas estructuradas en 27 objetivos específicos y cinco líneas de acción: promover un modelo de ciudad saludable, consolidar la prevención universal y reforzar la prevención selectiva, adaptarse a la realidad cambiante de las adicciones, potenciar su conocimiento, y liderar la coordinación del trabajo en red con otras instituciones y entidades.

«En este tiempo ha cambiado la sociedad, han cambiado nuestros jóvenes y también todos nosotros. La necesidad de este nuevo Plan de Adicciones para los jóvenes era absolutamente fundamental. Es una apuesta clara del Ayuntamiento de Zaragoza por la prevención de nuestros jóvenes ante las adicciones y pretende proteger lo más valioso que tenemos, es decir, a nuestros jóvenes y nuestro futuro», ha explicado el concejal de Acción Social y Familia, Ángel Lorén.

Precisamente el Cmapa ha reflejado en sus últimas memorias de los años 2020 y 2021 diferentes cambios de tendencia en los comportamientos frente a las adicciones. Entre ellos, por ejemplo, destaca el aumento de adicciones al juego online y al abuso de las tecnologías en la juventud. De igual modo, las denominadas adicciones comportamentales son ya la segunda causa de atención en centro entre los jóvenes menores de 29 años, justo después del cánnabis.

En esta línea, de las 892 personas de todas las edades atendidas en el Cmapa el pasado año, 169 fueron por adicciones comportamentales, es decir, el 19% total. En cifras globales, este tipo de atención es el tercero entre la población general. El principal motivo de atención sigue siendo el alcohol, con 275 personas (30% del total), seguido del cánnabis con 182 atenciones (20%) y las mencionadas adicciones comportamentales (19%). Por detrás se encuentran el tabaco con 117 atenciones (13%), la cocaína con 107 casos (12%) y las anfetaminas con 34 (4%).

«En adicciones comportamentales lo que vemos en el centro es sobre todo es juego patológico presencial u online. Y no todos son gente joven, la media de edad está por encima de los 40 años. Y los casos que tenemos de nuevas tecnologías son videojuegos, internet o teléfono móvil. También se ve que las chicas están accediendo cada vez más a los videojuegos que tradicionalmente era un juego de chicos, al igual que también se ha visto su incremento en el alcohol», ha apuntado la directora del Centro Municipal de Atención y Prevención de Atenciones, Irene Belloc.

Medidas del nuevo Plan de Adicciones

El nuevo Plan, fruto del trabajo realizado durante el último año por el Centro Municipal de Atención y Prevención de las Adicciones (Cmapa), encuadrado en el Área de Acción Social y Familia del Ayuntamiento, ha contado con la participación de 182 personas, entre profesionales, expertos, miembros de instituciones y entidades sociales, con el fin de actualizar el primer y único documento de este tipo aprobado por el Ayuntamiento hasta la fecha, el Plan de Drogodependencias y otras Adicciones del periodo 2007-2010.

Entre el centenar de medidas concretas que aporta, cabe destacar algunas por su carácter innovador o por su peso específico. Así, se habla de la intervención integral de reducción de riesgos en entornos festivos, habilitando espacios de cuidado e información en espacios festivos, donde se producen los consumos de sustancias psicoactivas y también la práctica de otras conductas de riesgo. La intervención se basará en experiencias exitosas y contrastadas a nivel europeo y permitirá llegar a un tipo de población que no frecuenta estructuras de prevención.

Por otro lado, también se ampliarán los programas relacionados con el uso de tecnologías a edades más tempranas. Para ello, actualmente el Cmapa ya realiza talleres de prevención entre 5º de Primaria y 4º de la ESO. Sin embargo, dada la problemática social asociada a este tema, se va a ampliar y adaptar este trabajo a niveles inferiores de Educación Primaria. De igual forma, también se dedicará más espacio al tratamiento de la adicción al uso de pantallas y tecnologías con un programa específico.

Por último, también destaca la ampliación de los programas alternativos a sanciones administrativas en jóvenes. Un nuevo programa específico permitirá a jóvenes sancionados por botellón sustituir el pago de la multa por acciones socioeducativas tendentes a motivar al joven hacia alternativas para un consumo limitado de alcohol y un estilo de ocio más saludable. Se extenderá así la iniciativa que el Ayuntamiento de Zaragoza ya ofrece en casos de consumo de cánnabis.

Print Friendly, PDF & Email