Cae una organización dedicada a la falsificación de documentos con una de sus bases en Zaragoza

La estructura del entramado se dividía en dos ramas diferenciadas. Una de ellas estaba asentada en Zaragoza

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada, presuntamente, a la falsificación de documentos para obtener la autorización de residencia por reagrupación familiar. La red criminal estaba diversificada en dos ramas, una dedicada a la falsificación documental en Zaragoza y otra de captación de clientes en Murcia. Han sido detenidas 48 personas -15 pertenecientes a la organización y 33 clientes que solicitaron sus servicios- en Murcia, Zaragoza, Jaén y en Palma de Mallorca, por pertenencia a organización criminal, falsificación documental y favorecimiento de la inmigración irregular. La red criminal cobraba una media de 4.000 euros por cada expediente a tramitar

Beneficio estimado en 200.000 euros

La estructura del entramado se dividía en dos ramas diferenciadas. Una de ellas estaba asentada en Zaragoza donde proporcionaban los documentos falsificados -nóminas, empadronamientos e informes de viviendas- que eran requeridos por las autoridades gubernativas para garantizar una resolución favorable del expediente de reagrupación familiar a sus clientes. Otra rama se encontraba en Murcia donde se captaba a los beneficiarios.

Por cada expediente a tramitar, la organización cobraba una media de 4.000 euros, por lo que se estima que habrían obtenido un beneficio de unos 200.000 euros aproximadamente.

Otra vía de financiación de la organización era la vulneración de sistemas de fluido eléctrico en Zaragoza. Se hacían pasar por empleados de una compañía eléctrica para acceder a los cuartos de contadores y vulnerar los precintos de seguridad, realizando manipulaciones en el sistema eléctrico que mantenían por periodos de 20 días, para que las compañías eléctricas no detectaran el fraude. Tras los registros realizados en las viviendas de los miembros del entramado, se han encontrado cableado, amperímetros, precintos de seguridad y tarjetas de empleados de empresas eléctricas.

48 detenidos en cuatro provincias

La operación se desarrolló en dos fases y se inició con un primer operativo en Zaragoza donde se detuvo a doce personas. Se llevaron a cabo cuatro entradas y registros donde se intervino abundante documentación falsificada, dos sellos de estampación, cuatro equipos informáticos, tres tablets, trece teléfonos móviles, una impresora, diversos dispositivos de almacenamiento externo y dos vehículos, además del material relacionado con la defraudación del fluido eléctrico. En la segunda fase se detuvo a 36 personas en Murcia (31), Zaragoza (3), Jaén y Palma de Mallorca.

A los 48 detenidos -15 pertenecientes a la organización criminal y 33 clientes que habían solicitado sus servicios- se les imputa varios delitos como pertenencia a organización criminal, falsedad documental o favorecimiento de la inmigración irregular. Además, a cuatro de ellos se les imputa defraudación del fluido eléctrico.

Print Friendly, PDF & Email