La DGT descarta obligar a que todos los vehículos tengan alcoholímetros antiarranque

Navarro también ha rechazado extender a todos los conductores la tasa cero de alcohol

La Dirección General de Tráfico (DGT) rechaza que todos los vehículos estén obligados a llevar incorporado un alcoholímetro antiarranque, conocido como ‘alcolock’, algo que sí tendrán algunos vehículos de transporte de viajeros por carretera (autobuses y autocares) a partir del próximo 6 de julio.

Esa es una de las 50 novedades recogidas en la 19ª reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que entrará en vigor este lunes y que supone actualizar el sistema del permiso por puntos, introducir la tasa cero de alcohol para conductores menores de edad y sacar los patinetes eléctricos de las aceras, entre otras modificaciones.

Desde el 6 de julio de 2022, los conductores de vehículos de transporte de viajeros por carretera que dispongan de interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque estarán obligados a utilizar esos dispositivos, una medida demandada por el sector. Esa medida será obligatoria para autobuses y autocares de nueva matriculación a partir del 6 de julio de 2024.

Sin embargo, Ee director general de Tráfico, Pere Navarro, ha zanjado cualquier especulación de que vaya a extenderse la obligatoriedad del ‘alcolock’. “No está en la agenda extenderlo a otro tipo de vehículos”, ha indicado.

Navarro ha apuntado a que el sector del transporte de viajeros por carretera es “quizás el más seguro” en España. “Recuerdo que hubo algún año con cero o con un fallecido, con todos los autocares que hay en este país”, ha comentado.

Así, destacó que se trata de un sector “muy comprometido con la seguridad vial” y han solicitado que se instalen dispositivos antiarranque en autobuses y autocares para detectar cuando el conductor va borracho.

Menores de edad

Por otro lado, Navarro ha rechazado extender a todos los conductores la tasa cero de alcohol, algo que se aplicará desde este lunes únicamente a los menores de edad en toda España gracias a la reforma de la Ley de Tráfico.

Ha indicado que esa medida es “coherente” con el hecho de que esté prohibido vender bebidas alcohólicas a las personas menores de edad. “No se va a extender al resto de conductores, entre otras razones porque si no conseguimos consolidar que se cumplan las tasas que hay actualmente, sería una huida hacia adelante bajarlas a cero para el resto”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email