Las eléctricas españolas rechazan cambiar el sistema de fijación de precios vigente en Europa

La patronal rechaza una intervención en el mercado eléctrico

La Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec) ha rechazado este viernes modificar el sistema de precios mayorista vigente en Europa, ya que dicha actuación “iría en contra de los objetivos de descarbonización, al ralentizar las inversiones en renovables y cuestionar la liberalización de los mercados”.

A este respecto, en un comunicado, Aelec defiende que “el mercado eléctrico no está fallando, sino que refleja una situación excepcional en el mercado de gas”. Por eso, sostiene que “la mejor opción es seguir trabajando de forma alineada con el diseño de mercado europeo en vigor tanto en gas como en electricidad, evitando medidas de intervención y apostando por las medidas que incrementen la estabilidad de los mercados a largo plazo”.

En todo caso y de forma puntual, considera “oportuno” que Europa trabaje con el objetivo de reducir el impacto de los precios del gas, evitando nuevos episodios de precios desorbitados e incluso adelantando medidas de reacción ante reducciones de las importaciones de gas.

“Es fundamental trabajar de forma coordinada en el ámbito europeo y con acciones excepcionales y limitadas en el tiempo, como ya ha expresado la Comisión Europea”, pide la patronal de las eléctricas.

Por otra parte, advierte de que “cualquier intervención debe perseguir un beneficio para todos los consumidores (de gas y eléctricos), tanto industriales como hogares. Así, pide buscar una propuesta de intervención que minimice los impactos en los mercados y que tenga los efectos más inmediatos posibles desde su aprobación y que beneficie a los consumidores en su conjunto.

En este sentido, rechaza una intervención en el mercado eléctrico porque “no soluciona los problemas de los consumidores de gas, es más compleja técnicamente y genera importantes distorsiones en los distintos mercados físicos y financieros en los que se opera”.

Por todo ello, concluye que “en el caso de que haya que adoptar medidas de limitación de los precios, sería conveniente centrar la intervención en el origen, que no es otro que el precio del gas, utilizar fondos europeos y evitar medidas que puedan afectar a la energía que ya haya sido adquirida por los consumidores”.

Print Friendly, PDF & Email