La calima remite tras empeorar la calidad del aire más de tres días en la península

Mapa de la calidad del aire en la península y Baleares de esta mañana. Foto: Miteco

La nube de polvo sahariano que ha cubierto amplias zonas de la península y Baleares empeorando la calidad del aire desde el pasado viernes por la tarde irá remitiendo desde este viernes, con lo que la sensación de cielo en permanente atardecer de las últimas jornadas dará paso a algunos claros en el oeste, donde saldrá el sol.

La calima se extendió este jueves por zonas del centro de Europa y llegó al oeste de Austria. “La borrasca Celia, causante, junto con un anticiclón situado en el Mediterráneo oriental, del pasillo de vientos que ha traído el polvo en suspensión va perdiendo poco a poco intensidad”, ha comentado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Según Ernest Werner, jefe de Estudios y Desarrollos de la Delegación Territorial de la Aemet en Cataluña y director técnico del Barcelona Dust Regional Center, de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), este episodio de calima puede ser “el más importante” en la península durante los últimos diez años, pues estas intrusiones de polvo desértico “normalmente son bastante episódicas” y duran unas horas o un día, pero con concentraciones medias diarias no tan altas como esta semana.

Así, la calidad del aire será razonablemente buena en amplias zonas de la península a medida que avancen las horas de este viernes, según un índice gestionado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y recogido por Servimedia. Lo peor estará en la Comunidad Valenciana y Baleares, donde la calidad del aire será regular.

“Este viernes aún se notará la calima. Aunque la atmósfera se irá limpiando poco a poco los días siguientes en la península, algo de polvo en suspensión podría llegar a Canarias durante el fin de semana, aunque no con concentraciones tan elevadas como las de estos días en la península y Baleares”, ha recalcado Del Campo.

Lluvia en el Mediterráneo

El desplazamiento de la borrasca Celia desde el Golfo de Cádiz hacia el este favorece la llegada de vientos húmedos de origen mediterráneo e impulsados por altas presiones ubicadas en el Atlántico. Además, continúan las bajas presiones en niveles medios y altos de la atmósfera. “Con todos estos ingredientes, esperamos precipitaciones abundantes en el área mediterránea durante los próximos días”, ha añadido Del Campo.

Este viernes soplará un flujo de vientos del nordeste sobre la península, que se notará con intensidad en el litoral gallego, la Comunidad Valenciana y Baleares. Lloverá en puntos del Cantábrico oriental, el área mediterránea peninsular y este archipiélago.

“Aunque las lluvias serán menos abundantes que el día anterior, en la Comunidad Valenciana todavía podrían ser localmente fuertes y persistentes. Esas lluvias irán acompañadas, de nuevo, de barro. No descartamos alguna precipitación en el sur de Andalucía”, ha apuntado Del Campo.

Las temperaturas subirán este viernes en gran parte de la península y Baleares, sobre todo en Galicia, Castilla y León, y Comunidad de Madrid. Los termómetros marcarán 22 grados en Santa Cruz de Tenerife, 21 en Badajoz, Las Palmas de Gran Canaria y Pontevedra, y 20 en Almería, Córdoba, Huelva, Ourense y Sevilla. En cambio, hará más frío en Burgos (9) y Palencia y Vitoria (11).

Print Friendly, PDF & Email