De los Alifantes a Montjuic: El Real Zaragoza celebra 90 años de gestas históricas

Los Cinco Magníficos, con el estadio a reventar

La historia del Real Zaragoza está escrita en letras de oro dentro del mundo futbolístico. Y este viernes, 18 de marzo de 2022, está de aniversario. No todos los días se cumplen 90 años de leyenda, donde merecen un recuerdo especial las grandes generaciones futbolísticas mañas. Los Alifantes y su ascenso, los Magníficos y sus primeros campeonatos europeos, los Zaraguayos, los Héroes de París, los matagigantes de Montjuic… todos han contribuido a forjar un nombre imponente al Real Zaragoza.

Ahora, la ilusión del playoff está presente para devolver al Real Zaragoza a lugar de donde nunca debió salir: la máxima categoría de fútbol español, la Primera División. Ese es el deseo de todo el zaragocismo, incluido de quienes pertenecieron a las generaciones históricas. Un aficionado más es el Magnífico Canario, que reconoce su amor por los colores y recuerda su etapa en el club maño. “Los años que estuve en el Real Zaragoza fueron los mejores de mi vida”, señaló en una entrevista para este medio.

Los Magníficos podían ganar todo, y levantaron una Copa de Ferias, un Carranza -trofeo amistoso pero en esa época de máximo nivel- y dos Copas del Generalísimo. Y cuando volvían en el autobús, empezaba la verdadera celebración. “Veníamos en tren hasta Calatayud, bajábamos y subíamos al techo del autobús. Era un homenaje impresionante, con todo el mundo aplaudiendo, era una maravilla. La avenida Madrid hasta el Pilar… no se puede olvidar, se me pone la carne de gallina”, explicaba.

Xavi Aguado y Violeta, dos hombres fundamentales

En estos 90 años de historia, dos nombres propios sobresalen de la inmensa retahíla de jugadores y acontecimientos que han tenido lugar desde el 18 de marzo de 1932. Estos son los dos jugadores con más partidos jugados, ambos con 473 a sus espaldas: Xavi Aguado y José Luis Violeta.

En orden cronológico, Violeta formó parte de la entidad maña entre 1963 y 1977. Precisamente nació en el barrio de Torrero, donde jugaba el Real Zaragoza. “Estudié en el colegio de San Antonio hasta los 14 años. Cuando terminaba las clases, íbamos al campo a ver los entrenamientos. Solo dejaban ir a los niños, pero estaba prohibido para los adultos”, rememora el histórico zaguero. Así comenzó su amor por el equipo blanquillo.

Pasaron los años, entró en el club y causó sensación. Tres días antes del partido frente al Pontevedra, entró en la lista, y se enteró de que iba a jugar momentos antes. Fue “una alegría tremenda” cuando se vio en la pizarra y, además, con Carlos Lapetra de compañero, fue todo más fácil. “Es una de las personas que más me indicaron, contribuyó a que fuera un gran futbolista”, recuerda. Jugó de maravilla ese partido, cumplió su sueño y tardó tres días en asimilarlo. A partir de entonces logró dos Copas del Generalísimo y una Copa de Ferias.

Xavi Aguado hizo lo propio entre 1990 y 2002, logrando dos Copas del Rey y la inolvidable Recopa, culmen de la historia zaragocista. Incluso llegaron a la clásica final de Urío Velázquez, que regaló el título al Real Madrid. “El Real Zaragoza jugó grandes finales y es lo que hay que destacar de esos partidos. La gente joven se ha dado cuenta de que, por circunstancias, el equipo está en Segunda, pero sigue siendo un grande con títulos ganados de forma muy digna”, afirmaba el excentral.

Vuelta a la realidad

El cuadro maño pelea ahora por volver a ese lugar que ha sido la esencia del equipo, Primera División. Esta temporada es complicado, pero la ilusión de entrar en playoff sigue palpable entre la afición. Sin embargo, suceda lo que suceda de aquí a final de temporada, nada empañará la historia del Real Zaragoza. Son 90 años de oro de un equipo que fue orgullo no solo de todo Aragón, sino de toda España e, incluso, de toda Europa.

Print Friendly, PDF & Email