Lluvia inclemente con humor impertinente

Cinco personas se movían a ritmo pausado. Todo fue bien hasta que comenzó a diluviar. De las cinco, cuatro apretaron el paso cuanto pudieron y la quinta ni se inmutó. Todas llegaron a la vez a su destino. Una de ellas completamente seca, las demás caladas hasta los huesos. ¿Cómo se explica?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ

Solución: Cuatro portan un féretro cerrado, en cuyo interior reposa el quinto.

Print Friendly, PDF & Email