Tengo una fatiga y cansancio continuado y los médicos no me encuentran ninguna dolencia. Esto hace que me sienta fatal y no tenga ganas de relacionarme con nadie.  

La fatiga puede ser una respuesta normal e importante al esfuerzo físico, al estrés emocional, e incluso al aburrimiento o falta de sueño. La fatiga es un síntoma común y lo más habitual es que no se deba a una enfermedad seria. Si bien, puede ser un signo de un trastorno físico o mental más grave, e incluso tratarse de una astenia crónica.

Si tras una valoración completa médica han descartado que este cansancio y fatiga se deba a problemas de salud, en este caso debes estar tranquilo sabiendo que no hay una base grave sobre la que florece esta sintomatología. El problema muchas veces es que el no saber de dónde viene una dolencia, aun causa más angustia que la propia sintomatología.

En este sentido, te recomiendo que, por un lado pidas una segunda opinión y así puedas confirmar y reafirmarte en que no hay ningún signo patológico; y, por otro, convendría que hicieras una revisión de tu propio estilo de vida, el cual tanto por excesos como por defecto, puede estar colaborando con este malestar: vida laboral, vida social, vida emocional, ritmos del sueño, actividad física, inversión del tiempo libre, tiempo de utilización de medios tecnológicos, tipo de alimentación, tóxicos, etc.

Mi consejo: Llevar una vida saludable evita caer en el cansancio permanente y contribuye directamente en llevar una rutina provechosamente feliz. Prueba a ponerlo en práctica.

Print Friendly, PDF & Email