San Miguel hace autocrítica: “Ponsarnau no era el único responsable”

San Miguel admite que la plantilla también es responsable. Foto: Basket Zaragoza

Semanas complicadas las que se viven en el seno del Casademont Zaragoza, que atraviesa una dinámica liguera que le ha acercado a la zona de descenso y que ha supuesto, como es tradicional en el mundo del deporte, la destitución del dueño del banquillo. El capitán de la plantilla, autocrítico, lo tiene claro: “Ponsarnau no era el único responsable”.

Rodrigo San Miguel ha explicado que asume su parte de culpa como capitán y que “cuando cesan al entrenador es porque los jugadores no han hecho su trabajo como deberían de haberlo hecho, siempre es así”, añadiendo que “es más fácil cambiar al entrenador que a siete u ocho jugadores y el entrenador es quien ha pagado el pato”. En este sentido, ha continuado rotundo: “Si nosotros no cambiamos, no va a cambiar nada porque somos los que tenemos la pelota en la mano y los que ejecutamos lo que dice el técnico”.

Además, San Miguel ha admitido que “estas situaciones son desagradables para todos, no es plato de buen gusto ver la situación con Ponsarnau y el equipo lo siente porque había una buena sintonía con él”. Por eso, incita al grupo a “aceptar la parte de culpa que tenemos de esta situación e intentar cuanto antes tener una reacción para mejorar”.

También ha desvelado que ése fue el mensaje que les lanzó el director deportivo, Toni Muedra, respecto a la necesidad de reaccionar. Así, no elude el peligro que corre Casademont Zaragoza “a una simple victoria de los puestos de descenso y hay que cambiar, dar todos un paso adelante para mejorar, competir mejor y ganar partidos”.

Sí ha dejado claro el base en que todos deben empujar y todos creen en salir de esta situación tan complicada. “Tenemos buen equipo y buenos jugadores, pero hay que hacer un clic y dar un paso adelante”, valora.

No quiere el aragonés mirar más allá del siguiente partido, ante Valencia, y después tocará rendir visita a Burgos y Betis. Respecto a estos, recuerda que “son dos rivales súper importantes y contra los que nos jugamos todo”.

Print Friendly, PDF & Email