ZeC pide a Azcón la cancelación de la subida del IPC en los alquileres sociales municipales

El portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, denuncia la subida del IPC en las viviendas sociales del Ayuntamiento

Zaragoza en Común ha pedido la cancelación de la subida del IPC de los alquileres sociales municipales y la devolución de estas subidas ya cobradas a las personas y familias usuarias de viviendas sociales de Zaragoza Vivienda.

“Zaragoza Vivienda es un servicio público que debe garantizar el derecho a la vivienda, no una inmobiliaria”, ha señalado el portavoz de la formación, Pedro Santisteve.

La formación ha pedido explicaciones sobre la decisión de esta subida de los precios de los alquileres, tomada “de espaldas al Consejo de Administración” de Zaragoza Vivienda, con “oscurantismo” y una “falta de transparencia y autoritarismo al que ya nos tiene acostumbrados el nuevo gerente de la sociedad”, ha criticado el portavoz.

Santisteve también ha afeado la forma en que este aumento de los alquileres ha sido comunicado a las y los inquilinos, a través de un mensaje de móvil.

Zaragoza en Común ha pedido transparencia sobre decisiones que se toman en Zaragoza Vivienda, que no han sido comunicadas, y que afectan a muchas familias . Pedro Santisteve ha pedido que se informe de las decisiones que el gobierno de Azcón va a tomar al respecto y ha registrado una pregunta en la próxima comisión de Urbanismo para que el gobierno de PP-Cs para explique bajo qué informes técnicos y sociales se ha dedició subir el IPC a las familias con alquileres sociales en Zaragoza Vivienda.

“No existe justificación alguna para esta subida que afecta de manera mucho más acuciante a las familias y población más vulnerable, con una crisis provocada por la Covid-19 en la que todavía estamos inmersos y a la que se suma la brutal subida de los suministros”, ha destacado Santisteve.

Además, la formación ha subrayado cómo esta subida de los alquileres afecta, aún más, a la población vulnerable que más expuesta está a la inflación, que ha visto cómo se duplicaba el precio de la electricidad y el gas mientras que sus ingresos y ayudas sociales no se han incrementado en ningún caso.

“El señor Azcón y la señora Navarro – que mintió al decir en un medio de comunicación que esa subida no se había producido- están hablando de cómo está afectando esta crisis a las grandes empresas, pero se olvidan una vez más de las familias y de los hogares más vulnerables”, ha criticado Santisteve.

La formación ha criticado que esta subida del IPC no está teniendo reflejo en los ingresos de las personas usuarias ni de las familias en general, los convenios colectivos no lo están recogiendo, ni las ayudas sociales son de mayor cuantía, “con unas cifras de IPC desbocadas” que afectan también a las pequeñas empresas, no solo a las grandes multinacionales, “que son solo las que parece preocupar a Azcón”.

ZeC ha recordado que las subidas del IPC nunca se han aplicado a los alquileres municipales de Zaragoza Vivienda. En 2015 no hubo subida, en 2016 subió un 1,6% pero no se aplicó, tampoco en 2017 que subió un 1,1%; un 1,2% en 2018; un 0,8% en 2019; bajó en 2020 un 0,5% y en 2021 la subida fue del 6,5%.

La formación ha explicado que el actual Gerente de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda ya dictó una instrucción a finales del 2020 que supuso una “fuerte subida encubierta” en el precio de los alquileres municipales, llegando a incrementar las mensualidades hasta en un 30%.

Esta medida, aprobada con el apoyo de VOX, se produjo al eliminar la consideración de que los gastos de comunidad (que pueden llegar hasta los 70€) formaran parte de la renta de alquiler.

Hasta ese momento, el precio a pagar incluía el alquiler y los gastos de comunidad, cuantía que no podía superar un porcentaje de entre el 20 y el 30% de los ingresos de la unidad familiar. La decisión de no tener en cuenta como parte de este alquiler los gastos de comunidad hizo que estos se convirtieran en un gasto extra, sin entrar en esos porcentajes. De este modo, por ejemplo,una unidad familiar donde los ingresos provienen de una pensión mínima de viudedad y cuyo precio del alquiler está en 150 euros, pasó a pagar 200 euros con esta modificación.

“La vivienda de alquiler social es un instrumento fundamental de lucha contra la pobreza. Seguir aumentando los precios, como ya lo hacen desde 2020, va a suponer la triste paradoja de que muchas familias se vean abocadas a acudir a los servicios sociales para poder cubrir sus necesidades básicas”, ha expresado Santisteve.

Además, la formación también ha recordado que el PP reclamó las mensualidades de alquiler aplazadas durante el Estado de Alarma, una situación que afectó a más de 2.200 hogares. Una decisión que llegó “en el peor momento como un boomerang, afectando a cientos de familias zaragozanas”.

Print Friendly, PDF & Email