Podemos exige que no se cargue «a las espaldas» de las familias vulnerables la subida del IPC

Desde Podemos han defendido que la subida del IPC debe solucionarse con aportaciones municipales o la búsqueda de nuevos ingresos

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza ha exigido este viernes al equipo de Gobierno que no cargue “a las espaldas de las familias más vulnerables la subida en los precios de la vivienda de alquiler”. Así lo ha hecho saber la concejal de la formación Amparo Bella, después de la denuncia del sindicato de inquilinos que aseguraba haber recibido un SMS en el que el Consistorio les notificaba la aplicación de la subida del IPC.

“El Ayuntamiento está llamando a limitar y ordenar el gasto de luz y agua en edificios municipales y se atreve a perpetrar una medida tan inhumana como es subir el precio de los alquileres a las familias más vulnerables en los pisos de Zaragoza Vivienda”, ha insistido la concejal de Podemos, asegurando que la vivienda es “un derecho y no se puede mercadear con los derechos”.

En este sentido, Bella ha cargado contra el gerente de Zaragoza Vivienda, José María Ruiz de Temiño, sobre quien ha considerado que estas acciones “le inhabilitan para seguir en el cargo un segundo más”. Bella ha recordado que desde su formación han pedido el cese de Temiño en varias ocasiones, pero aplicar la subida del IPC a las familias vulnerables que están de alquiler en las viviendas públicas “es la gota que colma el vaso”.

Desde Podemos han defendido que la subida del IPC debe solucionarse con aportaciones municipales o la búsqueda de nuevos ingresos, al tiempo que han invitado al equipo de Gobierno a que “rectifique y se replantee lo que están haciendo”, ha asevero Amparo Bella.

El Ayuntamiento estudia ya fórmulas para evitar que esto ocurra y aliviar los pagos

La sociedad municipal Zaragoza Vivienda revisará las condiciones de renovación de los contratos de alquiler social para evitar entre sus inquilinos el impacto de una “inflación disparada”. Los servicios jurídicos ya estudian la fórmula para evitar el impacto del Indice de Precios al Consumo general en los alquileres sociales a los que hacen frente los inquilinos de las viviendas municipales, algo especialmente importante si tenemos en cuenta que se trata de familias especialmente vulnerables.

La subida del IPC en la renovación de contratos relacionados con las diferentes administraciones es algo habitual que se aplica en ámbitos autómicos y estatales, pero, teniendo en cuenta la delicada situación económica que atraviesa el conjunto de la sociedad, Zaragoza Vivienda estudia la manera de paliar este impacto en los recibos de los alquileres sociales.

La concejal delegada de Vivienda y vicepresidenta de Zaragoza Vivienda, Carolina Andreu, ha recordado que “las renovaciones se vienen realizando de forma automática al vencimiento de los contratos” pero, tal y como ha incidido, “nunca habíamos conocido un IPC en estos niveles y, por eso, es necesario revisar las condiciones”. “Estamos trabajando de la mano de los servicios jurídicos para replantear este impacto y evitarlo” defiende Andreu.

Print Friendly, PDF & Email