Los empresarios del metal presionan al Gobierno de España para que baje el precio de la energía «ya»

“El tema de los precios va a ser mucho peor que la pandemia” para las empresas, ha dicho Javier Ferrer

Desde la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza presionan al Gobierno de España para que bajen el precio de la energía “ya“ porque “si quieren hacerlo, pueden hacerlo hoy”, ha manifestado el presidente de la entidad, Javier Ferrer. “El tema de los precios va a ser mucho peor que la pandemia” para las empresas, ha asegurado. Por su parte, el director general de Itesal y presidente de la Asociación Española del Aluminio, Armando Mateos, ha recordado que esto puede tener consecuencias para miles de trabajadores “de forma inmediata”.

Y es que, según han informado, se podrían producir gran cantidad de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), los cuales esperan que sean “por fuerza mayor”, ya que esta situación que está atravesando el sector “es mucho más grave que en la pandemia”, ha declarado Ferrer.

En esta línea, Mateos ha pedido que se contengan los precios actuales y que esos precios pasen a ser razonables para que, posteriormente, se estabilicen de nuevo. Y es que su factura de electricidad ha pasado “de 60.000 euros al mes a 200.000 euros; y la del gas de 25.000 euros al mes a 60.000 euros. Unos costes impensables que nos obligan a asumirlos, por un lado, y a repercutirlos al cliente, por otro”, ha advertido Armando Mateos.

“Está en manos del Gobierno cambiar esto”, ha afirmado el presidente de la FEMZ, quien ha explicado que la Unión Europea “ha permitido a cada país variar el criterio por el que se rigen los precios de la energía, momentáneamente”. “¡Hágalo ya!”, se ha dirigido Ferrer al Gobierno central de Pedro Sánchez.

“Hay soluciones a largo y a corto plazo”, ha hecho hincapié Ferrer. A largo plazo ha planteado potenciar la energía nuclear, desarrollar las renovables y, una cuestión “fundamental”, potenciar el almacenamiento de energía, especialmente de hidrógeno. A corto plazo, ha dicho, habría que “bajar los impuestos, calcular las tarifas respecto a cada tecnología de producción de energía y evitar la especulación con los precios de emisión”.

En cuanto a esa bajada de impuestos, Ferrer ha explicado que hace un año el sector pagaba alrededor de 54 euros por cada megavatio, lo cual supone unos once euros de impuestos (21% IVA). En cambio, este año la cifra asciende a 381 euros por megavatio, lo que supone unos 80 euros de IVA. Esto se traduce en que “el Gobierno está ganando unos 68 euros más por cada megavatio en impuestos”.

Y respecto a los precios, en cuestión de un año “el precio de la luz se ha incrementado un 901,25% pasando de 54,43 euros por megavatio a 544,98 y el del gas ha subido un 1.185,9%, pasando de 16,67 euros por megavatio a 214,36”, ha detallado Ferrer. Esto “para cualquier empresa es inaceptable”, ha señalado mientras añadía que el problema es “gordo”. Pero las empresas “seguiremos luchando”, ha asegurado Armando Mateos, quien ha afirmado que no se plantean cierres provisionales como han hecho ya algunas industrias por los insostenibles precios de la energía.

Print Friendly, PDF & Email