Unanimidad en las Cortes para suprimir los aforamientos de los diputados y los miembros del Gobierno

El acuerdo también ha llegado con la propuesta que busca garantizar que cada provincia aragonesa cuente con un mínimo de 14 escaños en las Cortes

En un contexto de celebración en el que el Estatuto de Autonomía de Aragón cumple su 40 aniversario, el Pleno de las Cortes ha aprobado este jueves por unanimidad su proyecto de reforma. Con 67 votos a favor, todas las fuerzas políticas han dado su visto bueno a suprimir los aforamientos de los diputados del Parlamento autonómico y de los miembros del Gobierno. El acuerdo también ha llegado con la propuesta que busca garantizar que cada provincia aragonesa cuente con un mínimo de 14 escaños en las Cortes.

Los aforamientos, aquella medida jurídica que permite, en este caso, que los diputados de las Cortes de Aragón y los miembros del Gobierno sean juzgados por instancias superiores -concretamente por el TSJA y el TS- ha generado un debate en la sociedad marcado por la imparcialidad y la desigualdad. Esta cuestión también ha llegado al Parlamento y, aunque ha habido consenso en el fondo, los grupos parlamentarios no se han puesto de acuerdo en los razonamientos.

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, ha manifestado que esta reforma busca “cohesionar” y “unir a la sociedad”. “El aforamiento es una figura anacrónica propia de etapas pasadas”, ha reconocido. Para Pérez, esta medida jurídica no se ampara en el artículo 14 de la Constitución –aquel que hace referencia a la igualdad-, y aumenta la “distancia” entre la ciudadanía y sus representantes, según ha señalado. Asimismo, ha expresado que la supresión de los aforamientos supone un “paso” en la independencia del Poder Judicial. Un argumento que han compartido sus socios del cuatripartito.

Para Jesús Guerrero, portavoz del PAR, esta reforma “necesaria” -como la ha tildado- busca “profundizar el autogobierno de Aragón dentro del marco constitucional”. Por su parte, la diputada de Podemos, Iratxo Cabrera, ha incidido en la idea de Pérez asegurando que “los aforamientos no nos hacen iguales, son privilegios”. Mientras que desde CHA, Carmen Martínez ha recordado que su formación ya inició este debate en el 2014. “Nos ha costado siete años, pero, al fin, ha llegado”, ha aclamado, destacando que abarque también a los miembros del Gobierno; “algunos no ocupan la silla de diputados”, ha aclarado.

Desde Ciudadanos, Beatriz García ha señalado la “desafección” que provoca en la ciudadanía esta medida y ha puntualizado que la eliminación de los aforamientos supone un “síntoma de transparencia”. “Se confiaría una vez más en la justicia; el juez de base nos iguala a todos”, ha expresado. Por otra parte, la “demanda social” y el “compromiso político” han sido las razones del diputado de IU, quien ha añadido que la supresión de los aforamientos debe ir más allá, incluyendo a la Familia Real.

“El aforamiento es contrario al principio de Igualdad”, así lo ha garantizado el diputado de Vox, David Arranz, una idea que se ha ido repitiendo a lo largo del Debate, sin embargo, el fondo no es el mismo. Arranz ha puntualizado que “la ausencia de doble instancia a veces no supone un beneficio”. Asimismo, ha apuntado a la imparcialidad de los jueces, “están designados por el propio político: el TS y el TSJ los elige el CGPJ”. Por otra parte, ha querido matizar las declaraciones que hacen referencia a la autonomía de Aragón. “Autonomía no es soberanía, la soberanía pertenece a toda la nación y reside en las Cortes Generales”, ha destacado.

El PP recuerda que los aforamientos “no son privilegios, sino prerrogativas”

La portavoz del PP, Mar Vaquero, ha incidido en que esta cuestión ya fue debatida en 2014. “En 2016, el PP presentó una iniciativa de regeneración democrática que fue rechazada por el Gobierno”, le ha interpelado a Pérez, sin embargo, exponía un “esperemos llegar ahora a tiempo”.

Los populares han subrayado que los aforamientos no son “privilegios”. “No podemos caer en esa demagogia o populismo”, han puntualizado, matizando la “prerrogativa”, o tratamiento jurídico de determinado cargo, de esta medida. “El Estado de Democrático de Derecho no permite privilegios”, ha aseverado tras exponer que “si esta reforma refuerza la confianza entre el ciudadano y el político, votaremos a favor”.

El proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía, rumbo a las Cortes generales

Tras su debate y posterior votación en el Pleno de este jueves, el proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad ha puesto rumbo a las Cortes Generales para su tramitación. Como se trata de un procedimiento legislativo especial, se debe aprobar mediante ley orgánica en el Congreso de los Diputados y en el Senado en un plazo máximo de 30 días.

En este sentido, el Parlamento aragonés deberá designar a una delegación, determinada por la Mesa y Junta de Portavoces, que participe en la tramitación de la reforma ante las Cortes Generales. Una vez aprobada por el Poder Legislativo español, las Cortes de Aragón podrán acordar por mayoría de 2/3 la posibilidad de referéndum de ratificación. Asimismo, podrán retirar -con el mismo apoyo de la cámara: 2/3- la propuesta de reforma en cualquier momento de su tramitación antes de que sea aprobada.

Print Friendly, PDF & Email