El Grupo Sesé gestiona el traslado a Aragón a casi 70 ucranianos que huyen de la guerra

Hasta 17 de sus trabajadores y colaboradores en Ucrania han sido llamados a filas en la guerra

Las empresas aragonesas están buscando la forma de volcarse con el pueblo ucraniano y tenderles una ayuda en el momento más complicado de las últimas décadas en Europa. Una de ellas es el Grupo Sesé, que ya está gestionando la llegada a Aragón de 67 personas, entre ellos familiares de sus trabajadores y colaboradores en Ucrania, así como el transporte del material donado a diferentes asociaciones.

Entre esas 67 personas, hay un grupo de 42 que ya fueron acogidos por familias aragonesas de la mano de la asociación Asistencia a la Infancia, dedicada a dar amparo a pequeños desde 1991, tras el accidente en la central nuclear de Chernóbil, y que ahora ya son adultos, incluso con niños, según ha explicado el director de Proyectos de Grupo Sesé, Pablo Ferrán. “Vienen mujeres que en su momento fueron acogidas y que ahora son madres, con 24 o 25 años y tienen hijos”, ha detallado, mientras intentan cerrar todos los trámites y papeleos para que todos ellos puedan cruzar la frontera lo antes posible.

Asimismo, otro grupo se corresponde con familiares y allegados de los conductores que el Grupo tiene en Ucrania, ya que 17 de ellos se han tenido que sumar al ejército. “Algunos han sido llamados a filas y otros han sido reasignados en otras rutas, como Holanda. Nuestra prioridad es atender a los compañeros y facilitarles todo lo que esté en nuestras manos”, ha señalado, con el deseo de que “ojalá mañana mismo” pueda partir este autobús.

Por otro lado, la compañía aragonesa también trabaja en el transporte humanitario que realiza con la colaboración de diversas ONG como Hambre Cero, Olvidados o la asociación Sonrisas. No obstante, Ferrán también reconoce que es “inviable” atender todas las peticiones de transporte por los altos costes, pidiendo a la gente que realice donaciones económicas en lugar de materiales. “Es más productivo donar dinero a las grandes instituciones que llevan años respondiendo y con experiencia ante las emergencias. Tienen estructura y capacidad y es lo más solidario, factible y útil”, ha remarcado.

Además del Grupo Sesé, otras compañías como Carreras, Global Spedition y Transportes SATA también han iniciado trabajos para llevar hasta Rumanía alimentos, medicinas y ropa donadas por los aragoneses y para su posterior distribución en Ucrania. Todo ello se ha clasificado y organizado en unos 120 palés, utilizando el mismo sistema que se usó en la emergencia sanitario con el coronavirus, con el uso de medios propios y mediante el apoyo de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil cuando sea necesario. En total, se almacenan en el almacén de Carreras 215 palés con ayuda humanitaria.

Print Friendly, PDF & Email