A prisión tres miembros de un grupo criminal itinerante que robaba en bancos de Zaragoza

El Grupo de Hurtos inició la investigación a raíz de una denuncia interpuesta por el empleado de una sucursal bancaria de la avenida Madrid

La Policía Nacional detuvo el pasado 4 de marzo a tres hombres de entre 42 y 61 años de nacionalidad mexicana como presuntos autores de un delito de hurto continuado, resistencia, estafa, cuatro delitos de hurto, pertenencia a grupo criminal y 21 reclamaciones judiciales de búsqueda, detención y personación.

El Grupo de Hurtos inició la investigación a raíz de una denuncia interpuesta por el empleado de una sucursal bancaria de la avenida Madrid de Zaragoza en la que manifestaba que al menos dos personas habían cometido el hurto de 4.000 euros utilizando el engaño, en el interior del establecimiento.

El modus operandi consistía en que uno de los individuos utilizaba el engaño sobre un empleado de la entidad, mientras que otro permanecía en la fila para en un momento dado realizar la sustracción de dinero en efectivo o de otros efectos de valor.

Este tipo de hurtos, según explican desde el cuerpo de Policía, requiere de un alto grado de especialización y la participación de al menos tres personas para un reparto claro de funciones. Al ser muy característico y no tener constancia de alguna incidencia previa de este tipo en la ciudad de Zaragoza, hizo pensar a los agentes que pudiese tratarse de un grupo criminal itinerante.

Los investigadores lograron esa misma tarde identificar a dos de los presuntos autores, estableciendo un operativo policial para su localización y la de otros posibles autores, controlando distintas sucursales bancarias de la ciudad en prevención de que volvieran a intentar cometer hechos similares.

Sobre las 11.00 horas del viernes 4 de marzo, funcionarios del citado Grupo de Hurtos observaron a tres individuos en la calle León XIII con paseo Constitución en actitud de espera y haciéndose gestos entre ellos, que coincidían con las características físicas de los autores del hecho denunciado. Momentos después los agentes pudieron ver como estas personas entraban en la sucursal de una entidad bancaria, interceptándolos justo antes de que pudiesen cometer otro hurto y procediendo a su inmediata detención.

Al realizar el cacheo de seguridad a los detenidos, los intervinientes encontraron entre sus pertenencias tres juegos de auriculares que usaban para mantenerse enlazados, así como un punzón hueco, útil que es empleado para pinchar y producir el vaciado rápido del aire de los neumáticos en hurtos cometidos por el método de la siembra.

Los tres individuos, que portaban documentación mexicana, tenían varias identidades distintas constatadas en bases de datos policiales, determinando además que a uno de ellos le constaban 18 reclamaciones de búsqueda, detención y personación por distintos juzgados de todo el territorio nacional, por delitos de hurto, estafa y robo con violencia principalmente, y a otro tres reclamaciones en vigor de búsqueda, detención y personación, todas ellas por falsedad documental.

Tras realizar las gestiones pertinentes, los agentes comprobaron que los detenidos estaban siendo también investigados por la Policía Nacional de Pontevedra por el hurto de varios muestrarios de joyería por valor de 32.000 euros y por la Policía Nacional de Santiago de Compostela por sustraer en el interior de una entidad bancaria más de 5.000 euros en efectivo y huir con el botín.

Los presuntos autores fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien tras oírlos en declaración decreto su inmediato ingreso en prisión.

Print Friendly, PDF & Email