Las plataformas contra los macroproyectos energéticos se manifiestan este domingo en Zaragoza

“No nos manifestamos en contra de las renovables ni tampoco para enfrentar a lo rural con lo urbano”

Luchar por un modelo de energía de autoconsumo y de generación distribuida que favorezca a tdos los aragoneses y no solo a unas pocas empresas, además de la implantación de renovables que no dañen la biodiversidad o propicien la despoblación. Ese es el objetivo que persiguen las plataformas contra los macroproyectos energéticos en Aragón que se van a manifestar este domingo, 13 de marzo, en Zaragoza en un recorrido que saldrá a las 11.30 horas del edificio Pignatelli hasta llegar a las 13.00 horas a la plaza España. Reclamarán un cambio en la forma de “hacer las cosas” exigiendo mayor participación ciudadana, que se escuche su voz, y que “la Administración cumpla con su papel”.

“No nos manifestamos en contra de las renovables ni tampoco para enfrentar a lo rural con lo urbano”, ha remarcado el representante de la Plataforma a favor de los paisajes de Teruel, Javier Oquendo, en declaraciones a los medios este miércoles. Lo ha hecho acompañado por las representantes de las plataformas La Fueva no se vende y En defensa de la Estepa del Huerva, Teresa Bardají y María Peña, respectivamente. Los tres han hablado en nombre de todo Aragón y han dejado claro que su meta es “un modelo de implantación de las renovables que apueste fundamentalmente por el autoconsumo y la generación distribuida”.

Tras la firme postura de Europa a favor de las energías renovables, estas plataformas aragonesas se han preguntado si los fondos Next Generation que lleguen a la Comunidad se destinarán a grandes empresas “para que instalen macro parques o los va a destinar a entidades, ayuntamientos, administraciones… para que, con sus vecinos, instalen centrales energéticas en las que se produzca la energía cerca de donde se va a consumir”, ha apuntado Oquendo. Esa es la diferencia de modelos y “nosotros venimos a Zaragoza el domingo para decir que queremos renovables, pero con un modelo de autoconsumo y generación distribuida”.

Del mismo modo han afirmado que con la marea de proyectos macroenergéticos que inunda Aragón, «va a modificarse para siempre la ordenación del territorio y la geografía» de la región, todo ello «sin contar con la ciudadanía», ha lamentado María Peña. Asimismo, «la energía a lo grande no genera riqueza para la Comunidad, sino para sus dueños», ha destacado por su parte Teresa Bardají. Aún así, «todavía se puede parar y tomar consciencia» al respecto.

En numerosas ocasiones, tal y como han informado, les han rechazado las alegaciones contra los grandes proyectos energéticos. Por eso, piden “mayor participación ciudadana y diálogo” y para lograrlo creen en “continuar haciendo presión mediante movilizaciones”.

Y es que “el Gobierno de España está aplicando una sensibilidad más restrictiva que el Gobierno de Aragón”, ha afirmado Oquendo. Un hecho que se ve reflejado en los proyectos, por ejemplo, de Biota y Andorra, en los cuales la Comunidad planteaba corregir los defectos a posteriori, mientras que el Ministerio de Transición les frenó para corregirlos antes de llevarlos a cabo y finalmente rechazó los proyectos, según ha informado el responsable de las plataformas de Teruel. “Ese es el camino: que la Administración cumple su papel”, ha concluido Javier Oquendo.

Print Friendly, PDF & Email