La escuela infantil de Parque Venecia se construirá en mayo y podría estar lista el próximo curso

El proyecto se propone una edificación ortogonal orientada al sur, de manera que todas las aulas dispongan de soleamiento

Las obras de construcción de la escuela infantil de Parque Venecia comenzarán en mayo y tendrán un coste de más de 3,3 millones de euros. Además, está previsto que los niños de 0 a 3 años puedan asistir a este colegio en el próximo curso 2022/2023.

El Área de Urbanismo y Equipamientos llevará al próximo Gobierno de Zaragoza la adjudicación por procedimiento abierto de la contratación conjunta de la elaboración del proyecto y ejecución de las obras de construcción de la escuela infantil de Parque Venecia a la empresa Obras de Construcción e Instalaciones por un importe de 3.328.227,92 euros (IVA incluido).

Las obras podrían comenzar «en un periodo de mes y medio», según ha desvelado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, quien ha fijado el proyecto de construcción en algo más de siete meses, dado que la empresa adjudicataria ha reducido en su propuesta los plazos en unos 90 días. “El objetivo con el que trabajamos es que a lo largo del próximo curso escolar 2022-2023 los padres y madres puedan ya llevar a sus pequeños a este nuevo equipamiento municipal”, ha destacado Serrano.

“Es una obra absolutamente prioritaria para este equipo de Gobierno porque redundará en la mejora de la conciliación familiar y dotará de un equipamiento de educación infantil al barrio de la ciudad más joven, donde más niños hay de entre 0 y 3 años”, ha apuntado el consejero de Urbanismo. “Seguimos apostando por dotar de los mejores servicios a los barrios de la ciudad y por la educación, como así lo demuestran las distintas acciones emprendidas en este sentido”, ha manifestado Víctor Serrano, quien ha recordado que también se está trabajando en la redacción de un proyecto de escuela infantil en Arco Sur.

Asimismo, Serrano ha destacado que el proyecto que se emprende ahora en Parque Venecia está planteado desde la concepción de la sostenibilidad con un diseño modular para adaptarse a las necesidades del barrio en un futuro y si en décadas posteriores esas necesidades evolucionan, que el edificio pueda adaptarse a nuevos usos. Asimismo, el consejero de Urbanismo ha anunciado que “una vez completada la escuela infantil, queremos completar el proyecto con una ludoteca que se instalaría en el resto de la parcela que queda libre y que es de titularidad municipal”.

Partiendo de los condicionantes físicos de la actual parcela, el proyecto se propone una edificación ortogonal orientada al sur, de manera que todas las aulas dispongan de soleamiento, con unas dimensiones de 83,23 metros de largo y 20,4 metros de anchura. La superficie total construida será de unos 1.700 metros cuadrados. El acceso principal al edificio se contempla por la avenida Puente de los Suspiros, mientras que la carga y los accesos de servicio se realizarán por la calle Paolo Veronese.

La distribución interior se realiza mediante un pasillo central que discurre en sentido este-oeste situando las aulas, dormitorios y baños hacia el sur (con acceso desde el pasillo y desde la zona verde) y el resto de los espacios como los despachos, la dirección, cocina, etc, se distribuyan hacia el norte (avenida del Puente de los Suspiros). En la zona central de lo edificación, junto al acceso, se ha previsto un vestíbulo de 144 metros cuadrados a modo de espacio polivalente para los días en que no se pueda salir fuera, del mismo modo que en la zona sur habrá un porche con protección solar y de lluvia.

Print Friendly, PDF & Email