El joven de Alcañiz acusado de ahogar a su novio declara no recordar lo que ocurrió

El acusado ha declarado esta mañana en la Audiencia Provincial de Teruel

El joven acusado de ahogar a su novio en la piscina de una finca familiar en Alcañiz en verano de 2020 ha declarado esta mañana no recordar nada de lo ocurrido y que “nunca tuvo intención de hacerle daño”. La Fiscalía no opina lo mismo y defiende que este joven quiso acabar con la vida de su pareja durante una discusión tras consumir gran cantidad de alcohol y marihuana durante todo el día.

El juicio ha comenzado esta mañana en la Audiencia Provincial de Teruel y se realiza con jurado popular. La sesión, tras el interrogatorio del acusado, continuará mañana y pasado en el tribunal turolense.

El acusado, Jorge Joaquín M.M., en el momento de lo ocurrido tenía 29 años y su pareja, nueve años más. Ambos residían en Aldaya (Valencia) pero habían subido a la finca de los padres del acusado en Alcañiz a pasar unos días de vacaciones. Tras pasar todo el día bebiendo alcohol y fumando marihuana en la capital del Bajo Aragón, comenzaron a discutir y una vez de vuelta en la finca, según dice la Fiscalía y acusación particular, Jorge Joaquín estranguló con el collar que llevaba a su pareja para continuar ahogándolo en la piscina, donde acabó con su vida.

El acusado ha mostrado su arrepentimiento por lo ocurrido y defiende que “no recuerda nada” desde el último bar en el que estuvieron en Alcañiz. Su siguiente recuerdo, según ha dicho, fue ver a su pareja flotando en la piscina.

“Ese día cambó la vida de una familia a la que no puedo ni mirar a la cara. Cambió mi vida y la de mis padres. Nuestros planes de futuro, todo eso se ha ido con él. Se que nunca volverá y es algo con lo que tengo que vivir el resto de mi vida. Nunca tuve intención de hacerlo ni se me pasa por la cabeza”, ha declarado ante el tribunal.

La Fiscalía pide para él 22 años de prisión por un delito de homicidio agravado ya que, según ha dicho esta mañana, su pareja era vulnerable por una discapacidad reconocida en la que se veía afectada su movilidad. La acusación particular de la familia de la víctima, ejercida por la letrada Amparo García Tamarit, va más allá y considera que este hecho “es un asesinato de libro” porque se aseguró de darle muerte a su pareja cuando lo ahogó en la piscina. Pide al igual que el fiscal 22 años de prisión.

El abogado de la defensa, Fernando del Campo, considera que su cliente consumió gran cantidad de alcohol y drogas y que lo ocurrió fue un accidente. La defensa por lo tanto cree que Jorge Joaquín M.M. debería ser juzgado por un delito de homicidio imprudente y pasar cuatro años en prisión.

Print Friendly, PDF & Email