Ponsarnau bromea sobre Fisac: «Le preguntaré en qué banquillo quiere sentarse»

El entrenador quiere volver a mostrar un nivel alto en la cancha. Foto: Basket Zaragoza

Porfirio Fisac ha vuelto a ser popular en el Casademont Zaragoza precisamente cuando su equipo, el Herbalife Gran Canaria, visita el Príncipe Felipe. El entrenador canario y ex del conjunto zaragozano, afirmó que quería volver, y a la vez surgieron informaciones de la isla que apuntaban en esa dirección. Esta vez ha sido el entrenador del cuadro aragonés, Jaume Ponsarnau, el que ha bromeado sobre el tema, señalado que preguntará a Fisac “en qué banquillo quiere sentarse”.

Lo cierto es que a Jaume Ponsarnau no se le ve preocupado por este asunto, y ha dejado claro que tienen buen trato entre ambos. “Le haré una bromita, le diré que a ver en qué banquillo quiere sentarse. Prueba en este sentido la relación que es buena, nunca me ha hecho dudar su ética, todo lo contrario, ahora tampoco”, ha insistido el coach del cuadro zaragozano. De hecho, esta situación la achaca a volver a un sitio especial para él, lo que genera “sentimientos encontrados”.

En este mismo sentido, Ponsarnau ha recordado que, cuando recaló en Zaragoza, decidió “empezar un proyecto que tenía que durar dos años”. “En eso estoy, ese es mi objetivo”, ha aseverado. Es consciente de la presión de su trabajo y la asume con normalidad. Aun así, el coach ha recordado que las circunstancias mermaron el comienzo del proyecto. Empezaron de cero “y la pretemporada, que es clave fue súper traumática”. Hubo lesiones, jugadores que llegaron tarde… y el equipo no era “todo lo competitivo” que se buscaba.

Sin embargo, hace ocho partidos “la cosa cambió”. Hay una plantilla que puede ser competitiva, algo “normal” después de recuperar jugadores que llevaban meses lesionados. Ahora bien, Ponsarnau se atribuye un fallo. “Si he cometido algún error ha sido no tener la suficiente empatía a la frustración que estaban llevando alguno de mis jugadores”, ha declarado. Aquí ha hecho referencia a los jugadores que no encontraban la forma tras lesiones y bajas. Por lo tanto, ha llamado a “construir una confianza máxima hacia el equipo” entre todos.

Un partido clave

Volviendo al plano deportivo, tras casi un mes de parón por ventanas, el equipo ha podido trabajar con la ayuda de los canteranos. Apenas han sufrido en este tiempo un par de percances con Rodrigo San Miguel y Adam Waczynski, y parece que ambos estarán “al 100%”. “Hemos podido percutir en cosas que tenemos que mejorar y que de un día para otro no se solucionan”, ha explicado.

El Casademont Zaragoza se encuentra “en un momento clave”. En primer lugar por la clasificación, porque los dos próximos partidos pueden decantar definitivamente los objetivos del equipo. Y además juegan en casa, algo que lo hace todo “más acrecentado”, por lo que se vuelve “trascendental”. Aun así, “no se puede engañar a nadie”. “Todo va a ser trascendental hasta final de temporada”, ha asegurado el coach.

Print Friendly, PDF & Email