Vino de Honor, vaquillas, conciertos y peñas: Calatayud se prepara para San Roque

San Roque se celebrará desde el 12 hasta el 16 de agosto / Fotografía: Anabel Torralba

Un San Roque como el tradicional, con su Vino de Honor, sus vaquillas, sus conciertos y, lo más importante en unas fiestas, sus peñistas. Este agosto Calatayud volverá a vibrar al ritmo de las charangas y se llenará de color después de dos años sin celebraciones por la pandemia. Desde el día 12 hasta el 16 de agosto, la localidad promete un San Roque «igual que el de todos los años».

El mítico Vino de Honor tendrá lugar el viernes 12 de agosto y será al día siguiente, el sábado 13, cuando den comienzo las fiestas con el pregón y el famoso chupinazo de la localidad. Cinco días en los que, si no hay nuevos repuntes de Covid, los bilbilitanos vivirán de nuevo un San Roque «como el de siempre». Así lo ha asegurado este miércoles el presidente de la Federación de Interpeñas, Gerardo Bernal, ya que es esta entidad la encargada de organizar los festejos.

De hecho, esta tarde se reúne la Federación con los peñistas a las 20.00 horas para concretar el presupuesto del que disponen y poner sobre la mesa el programa de fiestas: actos, conciertos, charangas, festejos taurinos… En cuanto a esto último, según ha afirmado Bernal, está previsto que haya vaquillas, toros, recortadores y otros concursos. Respecto a los conciertos, dependerá del presupuesto los artistas que vayan a actuar en Calatayud esa semana.

Además, será también esta tarde cuando se proponga el Peñista del Año. Cada peña deberá presentar a una persona que crea que encaja en dicho perfil, después se elegirá al ganador mediante una votación.

Cabe destacar que la manera en la que se celebren las fiestas de San Roque dependerá en gran medida «de las restricciones y medidas sanitarias que haya entonces», ha remarcado Gerardo Bernal. «Hasta que no llegue el momento no sabremos qué normas tendremos que implementar», ha afirmado, aunque «tenemos la esperanza de que esto ya se haya solucionado». El presidente de Interpeñas pone su total confianza en que «la normalidad tiene que llegar ya» y, por ello, se aferra a las altas cifras de vacunación.

Print Friendly, PDF & Email