Stellantis augura un futuro “buenísimo” para la planta de Figueruelas

La demanda de producción también está aumentando en la planta de Figueruelas

Stellantis ha augurado un futuro «buenísimo» para la planta de Opel en Figueruelas, una fábrica que «siempre está creciendo». Y es que la demanda de producción también está aumentando en esta planta que el grupo tiene en Zaragoza «por encima de lo que pensamos al principio», ha manifestado este miércoles el responsable del Clúster Industrial de Stellantis, Hans Grundig.

En cuanto al papel del taller de baterías, Grundig ha afirmado que «va fenomenal» y que, por ello, «ya estamos pensando que tenemos que duplicar la posibilidad de hacer las baterías» ante la creciente demanda y lo «estamos investigando». Las declaraciones las ha hecho ante los medios de comunicación en la Cámara de Comercio de Zaragoza, donde tenía lugar la presentación de la jornada «Aragón, Región Industrial Invitada de Advanced Factories 2022».

La Planta de Stellantis en Zaragoza dio hace un año un paso importante para aumentar el cuidado del medio ambiente con la apertura de este taller, en coherencia con uno de los objetivos más importantes de Stellantis. En él se ensamblan las cadenas de tracción del Opel Corsa-e, fabricado en la propia planta, y del Citroën ë-C4, que se produce en el Centro de Madrid. Actualmente, da trabajo a 100 personas, organizadas en turnos de mañana y tarde.

En el Taller de Baterías de la planta de Zaragoza, que inició su actividad en febrero de 2021, no sólo se ensambla, ya que también se realiza la gestión de la logística del propio taller y el mantenimiento

Este miércoles, Hans Grundig también se ha referido a la posible nueva fábrica de baterías que podría llegar a España, aunque ha dejado claro que no tiene todavía «muchos detalles sobre esto». «No está en nuestras manos y no quiero decir nada de una decisión que todavía no está tomada», ha declarado el responsable. Aunque ayer martes, el CEO de la multinacional, Carlos Tavares, negaba conversaciones con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para instalar esta fábrica en España, sin cerrar la puerta a ello si el Gobierno “llama a mi puerta”.

Por otro lado, ayer se presentó el plan estratégico de Stellantis hasta el año 2030, un plan «muy animado», según Grundig. El grupo pretende liderar la transformación de la automoción a una movilidad más limpia y sostenible, vendiendo únicamente vehículos eléctricos en Europa en dicho año. «Vamos a invertir muchísimo dinero y vamos a tener un crecimiento impresionante hasta 2030 en todos los sectores», ha asegurado, aunque ayer no se nombró ninguna planta ni ninguna región en concreto.

Para concluir, Grundig ha señalado que «hace 25 años que conozco la planta de Zaragoza y siempre está creciendo. Tenía un futuro buenísimo y creo que va a tenerlo».

Print Friendly, PDF & Email