Repiten un juicio por violación en Zaragoza tras no grabarse la sesión el pasado diciembre

a Fiscalía y la acusación particular piden para Ciprian I.M. diez años de prisión

Ciprian I. M. ha tenido que volver a sentarse como acusado de un delito de agresión sexual a su expareja. Pero no por volver a hacerlo, sino porque, cuando se celebró este juicio en diciembre de 2021, no se grabó la sesión. El acusado, la víctima y los testigos han tenido que volver a declarar ante el tribunal rememorando lo ocurrido el 13 de agosto de 2020.

El acusado, defendido por la letrada Carmen Sánchez Herrero, ha explicado que la relación sexual fue consentida y que cuando ella le pidió que parara, según ha expresado, paró.

La joven declaró en el primer juicio celebrado el 14 de diciembre ser víctima de un fuerte control sobre su vida. También explicó que el día que presuntamente la violó, habían quedado en casa de un amigo común y que, tras consumir su expareja y acusado una gran cantidad de cocaína y recriminarle ella que no le gustaba su adicción, tuvieron una discusión que acabó, según dijo, en relaciones sexuales consentidas. Fue entonces cuando, según ha dicho, “se tiró sobre ella” y la penetró analmente sin su consentimiento.

El acusado se encuentra en prisión provisional tras cortarse la pulsera que llevaba para controlar que no se acercara a su expareja. La Fiscalía y la acusación particular piden para Ciprian I.M. diez años de prisión. El Ministerio Público ha añadido el agravante de género.

Print Friendly, PDF & Email