Preparando el nuevo contrato

Estos días el Ayuntamiento de Zaragoza se encuentra señalizando la avenida de la Almozara y creando 130 nuevas plazas de aparcamiento a costa de eliminar un carril, de tal manera que queda un carril pacificado para patinetes y bicis y otro carril para el resto de vehículos.

Según la consejera de Movilidad, “se ha optado por soluciones imaginativas”. Yo apuesto que son soluciones económicas. Creo que dentro de unos meses, cuando se convoque el nuevo contrato de aparcamiento de estacionamiento regulado, este “exceso de plazas” se transformará en zona azul y naranja; es decir: de pago. Tiempo al tiempo.

Manuel Vargas Ramírez

Print Friendly, PDF & Email