Podemos pide la comparecencia de Herrarte para que explique las “irregularidades” de Volveremos

Rivarés advierte de que todos los beneficiarios de Volveremos del año 2021 deberían declarar lo recibido en la próxima declaración del IRPF. Foto: Laura Trives

El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado diferentes ilegalidades en la ejecución del programa de incentivos económicos Volveremos, impulsado desde el Área de Economía del Consistorio. “El programa estrella del gobierno Azcón se está haciendo de un modo negligente, ilegal y lleno de numerosas irregularidades, que dejan en total indefensión a los más de 50.000 usuarios y 1.500 comercios que participan”, ha afirmado el portavoz del grupo, Fernando Rivarés, que ha solicitado la comparecencia de la consejera Carmen Herrarte en la próxima comisión del área.

Podemos ha recordado que Volveremos “no es ni un descuento ni una bonificación, que es como lo ha vendido el gobierno de Azcón, sino una subvención, y esto se oculta y no se explica adecuadamente a las personas que lo usan, quienes desconocen que tienen la obligación fiscal de tributar por las cantidades percibidas”. Así, desde la formación advierten a los beneficiarios de estas subvenciones que tributen la cuantía a Hacienda para evitar sanciones económicas de hasta el 50% de la cantidad percibida.

Además de obligaciones fiscales, la concesión de subvenciones obliga al Ayuntamiento -ha apostillado Rivarés- a un procedimiento que debe llevarse a cabo conforme a lo que marca la Ley General de Subvenciones, “lo cual no se está haciendo”. “Lo sorprendente es que es el propio Gobierno Azcón el que lo reconoce en el decreto del 24 de febrero de 2022”, ha insistido Rivarés. Un decreto que resuelve la convocatoria de subvenciones de 2020 con catorce meses de retraso, mientras continúa sin resolverse la de 2021, insisten.

El decreto comienza contradiciendo las propias bases de ejecución, “al limitar los beneficiarios sólo a las personas físicas y dándoles a los comercios el papel de figura intermediaria”. Esto es contrario a las bases de la subvención, que señala como beneficiarios tanto a personas físicas como a comercios minoristas, ha explicado Rivarés. Asimismo, la obligación fiscal que impone se deberá realizar mediante una declaración complementaria a la renta de 2020, ya que el periodo de presentación ya ha finalizado. De igual manera, Rivarés advierte de que todos los beneficiarios de Volveremos del año 2021 deberían declarar lo recibido en la próxima declaración del IRPF que empieza el mes que viene, a riesgo de enfrentarse a sanciones en caso de no hacerlo.

Ilegalidad sobre la concesión de subvenciones

Según ha informado Rivarés, Volveremos también obvia por completo “la legalidad vigente en materia de subvenciones que obliga a que para recibir una subvención exista una solicitud previa”. Eliminar este requerimiento, en la práctica, impide resolver ya que la solicitud es lo que da inicio al procedimiento. También impide comprobar si los beneficiarios cumplen los requisitos legales, especialmente si tienen algún tipo de incompatibilidad o prohibición para obtener una subvención.

En palabras del portavoz de Podemos, el decreto es “todo un ejercicio de filibusterismo jurídico, con un elevado número de excusas para justificar que el Gobierno de Azcón ha repartido más de 5 millones de euros de manera previa a resolver las dos convocatorias”. Es más, el 4 de mayo de 2021, la Cámara de Comercio, entidad colaboradora del Ayuntamiento en la gestión del programa, justificó 1.131.623,60 euros.

“Es decir, nueve meses antes de resolverse la convocatoria, se justificó y se dio por buena dicha justificación. ¿Cómo se puede justificar una cantidad de dinero antes de dictarse una resolución definitiva? No conocemos ningún precedente que la justificación de ninguna subvención se pueda hacer antes de conocerse la resolución de la misma”, ha denunciado.

Tras un análisis en detalle de la resolución, Podemos asegura que Volveremos es un “programa injusto e ilegal”, en el que “el 1,5% de las 51.845 transacciones que generaron subvención tiene el mismo importe que el 40%”. “Esta diferencia tiene que ver con la capacidad económica de los beneficiarios, habiéndose subvencionado más a quién más capacidad de gasto tiene, pues 1.000 euros en una única compra no los puede asumir la mayor parte de familias de la ciudad y sirven para comprar artículos de gama alta tanto en ropa como en electrónica o telefonía”, ha denunciado Rivarés.

Todas las irregularidades y mentiras detectadas en la ejecución de Volveremos se suman a las encontradas en las contrataciones -ha añadido- del Imefez, el fracaso del Plan Local de Comercio y el “follón” que la propia consejera ha organizado con las ayudas a la hostelería. “La credibilidad de Carmen Herrarte está por los suelos”, ha zanjado el de Podemos.

Programa «favorable»

El Ayuntamiento de Zaragoza ha defendido que el programa Volveremos cuenta con seis informes «favorables» del área de intervención del Ayuntamiento. Las bases pasaron por intervención, como corresponde, y las resoluciones de los programas están publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza y en la Base Nacional de Subvenciones, tal y como ya adelantó la consejera de Economía, Innovación y Empleo, Carmen Herrarte, en una de las preguntas que hubo en la última comisión de Hacienda, explican desde el Consistorio.

Además, el equipo de Gobierno considera que se está generando una «alarma» entre los usuarios del programa «injustificada». «Nadie tiene que justificar nada en su declaración de la renta, ni en la pasada ni en la que toca el próximo mes de abril. El programa desde su puesta en marcha ha trabajado con bonos, no con dinero», insisten.

Lo que recibían los usuarios era un bono que se generaba en una aplicación móvil y que llegaba a otra aplicación móvil de los comercios. Para que se tuviera que justificar en la declaración de la renta, «se hubiera tenido que producir un ingreso en cuenta, un incremento patrimonial o un incremento en los rendimientos de trabajo, tres elementos que en ningún caso se produjeron en las cuentas de nadie porque, como ya he explicado anteriormente, se trabajó con bonos y no con dinero físico», apostillan.

Print Friendly, PDF & Email