Un total de 38 colegios aprueban el cambio a jornada continua en Aragón

Con este proceso se persigue que los centros mejoren la atención al alumnado y facilitar modelos flexibles que promuevan la implantación de proyectos de innovación en las aulas

Un total de 38 centros escolares pasarán a tener jornada continua el próximo curso 2022/2023 en Aragón, después de que las comunidades educativas de los distintos centros los hayan respaldado con sus votos. Este es el resultado de la séptima convocatoria de un proceso para el cual el Departamento de Educación recibió este año 47 peticiones, asociadas a proyectos de innovación en sus respectivos centros.

Tras el análisis de las propuestas de una comisión para comprobar que estas solicitudes cumplían todos los requisitos exigidos (entre ellos, presentar un proyecto de innovación, asegurar que el centro permanecerá abierto las mismas horas que en la actualidad, garantizar los servicios de transporte y comedor y tener el objetivo de mejorar la calidad del proceso educativo), uno de ellos no pasó la validación administrativa previa requerida y el resto de centros han tenido que votar hasta ayer, 28 de febrero. Finalmente han sido 38 los que han obtenido el apoyo de 2/3 del Claustro, 2/3 del Consejo Escolar y el 55% del censo de familias.

Por provincias, se han aprobado 29 proyectos en Zaragoza y nueve en Huesca. Teruel contaba ya con el cien por cien de sus centros adheridos a este programa. Así, estos 38 se sumarán a los que 293 que están ya en marcha (79 comenzaron el curso 2016-2017; 92 en el 2017-2018 y 62 en el periodo 2018-2019; 26, en el 2019-2020; 17 en el 2020-2021 y otros 17 en el presente curso). De esta forma, siete de cada diez colegios han aprobado ya un proyecto de tiempos escolares desde que se dio esta posibilidad en el año 2016. Con este proceso se persigue que los centros mejoren la atención al alumnado y facilitar modelos flexibles que promuevan la implantación de proyectos de innovación en las aulas.

El Departamento de Educación recuerda que los proyectos aprobados no suponen en ningún caso un perjuicio para la organización familiar, puesto que los centros tienen la obligación de mantener el horario actual. Es decir, seguirán abriendo y cerrando a la misma hora, pero tendrán una distribución distinta de sus clases. Los alumnos estarán en todo el periodo lectivo atendidos por profesores y no supondrá ningún coste ni para las familias ni para la Administración.

Por su parte, los centros cuyos proyectos no hayan sido validados porque incumplían criterios de la convocatoria o porque no han obtenido el voto favorable de los 2/3 del Claustro o de 2/3 del Consejo Escolar podrán presentarse si lo consideran a la convocatoria del próximo curso. Aquellos centros que no hayan conseguido el 55% del voto del censo de familias deberán esperar a la convocatoria de dentro de dos cursos.

Print Friendly, PDF & Email