Stellantis anuncia que el 100% de sus ventas en Europa en 2030 serán de vehículos eléctricos

El CEO de Stellantis no ha hecho mención a situaciones concretas de ninguna fábrica ni de traslados de modelos

El Grupo Stellantis, del que forma parte la planta de Opel en Figueruelas, solo venderá vehículos eléctricos en Europa en 2030. Así lo ha explicado el CEO de la multinacional, Carlos Tavares, durante la presentación de su plan estratégico a largo plazo, con el que pretenden liderar la transformación de la automoción a una movilidad más limpia y sostenible. Del mismo modo, ha confirmado la instalación de tres gigafábricas de baterías en Europa, pero, en declaraciones previas a algunos medios de comunicación como El País, ha negado conversaciones con el Ejecutivo de Pedro Sánchez para instalarlas en España, sin cerrar la puerta a ello si el Gobierno “llama a mi puerta”.

Tavares ha realizado estos anuncios desde Ámsterdam en la presentación del plan “Dare Forward 2030”, con el que se compromete a reducir sus emisiones de carbono un 50% en 2030 y a convertirse en totalmente neutro en 2038. De hecho, esperan alcanzar los cinco millones de vehículos eléctricos vendidos cada año a comienzos de la próxima década, siendo la totalidad de energía 100% renovable en Europa y el 50% en Estados Unidos.

El CEO de Stellantis no ha hecho mención a situaciones concretas de ninguna fábrica ni de traslados de modelos, aunque prensa especializada ya sitúa en Figueruelas al Peugeot e-208 y al Lancia Ypsilon, mientras que el C3 Aircross y el Crossland X se irían hasta Eslovaquia. Además de la planta de Figueruelas, la multinacional, que nació hace justo un año fruto de la fusión de PSA y FIAT, cuenta con otras dos factorías en Madrid y Vigo.

Con este plan estratégico, Stellantis busca duplicar sus ingresos actuales hasta los 300.000 millones de euros en 2030, con los que “liderar” la movilidad del futuro gracias a soluciones “innovadoras, limpias, seguras y asequibles”, insistiendo en varias ocasiones en su aspiración a “asumir un papel de liderazgo en la descarbonización”. “Estamos ampliando nuestra visión, rompiendo los límites y adoptando una nueva mentalidad, una que busca transformar todas las facetas de la movilidad en beneficio de nuestras familias, comunidades y de las sociedades en las que operamos”, ha señalado Tavares. El pasado año, el grupo cerró el ejercicio con un beneficio de 13.400 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email