Zaragoza sienta las bases de su accesibilidad con una ordenanza mucho más «universal»

El Ayuntamiento ha abierto el trámite de consulta pública, que permite a la ciudadanía aportar sus propuestas a través de la web www.zaragoza.es en un plazo de 20 días

Zaragoza trabaja ya en sentar las bases de lo que será la accesibilidad en la ciudad en los próximos años. Entre ceja y ceja, eliminar las barreras que puedan afectar a aquellas personas que cuentan con una discapacidad física, intelectual, auditiva o visual, con la modificación de la Ordenanza de Accesibilidad y Derechos que ya ha iniciado el proceso administrativo para su aprobación. “Este primer paso por la accesibilidad universal, que ha costado un esfuerzo tremendo, era un compromiso del alcalde de que se modificase esta ordenanza después de 20 años, se diese un paso para ordenar la ciudad para todos. Hay que adecuar la ciudad, hacerla más humana, más habitable”, ha insistido el consejero de Acción Social del Ayuntamiento, Ángel Lorén.

En concreto, el Ayuntamiento ha abierto el trámite de consulta pública, que permite a la ciudadanía aportar sus propuestas a través de la web www.zaragoza.es en un plazo de 20 días. Una vez recabadas y valoradas estas aportaciones, el Gobierno de Zaragoza aprobará el proyecto de Ordenanza, cuyo primer borrador ya ha sido elaborado con la colaboración de las entidades más representativas del mundo de la discapacidad, agrupadas en Cermi-Aragón: Fundación DFA, Cocemfe-Aragón, ONCE, Plena Inclusión Aragón, ASZA y Salud Mental Aragón.

Este paso, ha asegurado Lorén, “crea las bases de la accesibilidad universal y pone a zaragoza en el primer plano de las ciudades europeas donde todos los ciudadanos tendrán pleno derecho”. Asimismo, el consejero ha avanzado que la aprobación definitiva del proyecto “sea previa al verano”.

Los trabajos han sido coordinados por el Área de Acción Social y Familia, en colaboración con el resto de los servicios municipales y con una estrecha participación de las entidades representativas del sector de la discapacidad, para recoger sus demandas y responder a sus necesidades. Entre ellas, trabajar en determinadas zonas de la ciudad donde había “pocos aparcamientos”, y en las zonas de la ciudad donde se instalen los puntos de recarga eléctrica para vehículos, que tendrán que ser “totalmente accesibles”, según ha apuntado el presidente de Cermi-Aragón, Luis Gonzaga.

Entre las novedades “estructurales” que ofrecerá la nueva ordenanza, Lorén ha destacado la creación del Consejo Sectorial de Accesibilidad; la creación de la Oficina de Accesibilidad, “que es muy importante su creación porque configura el compromiso de hacer un seguimiento a una ordenanza que estará viva”; y por otro lado, también ha hecho referencia a los planes de accesibilidad “que afectarán a cada una de las áreas” del Consistorio y que harán posible la ordenación y ejecución de las medidas.

Siete bloques temáticos

El actual borrador incluye un amplio catálogo de medidas dirigidas a garantizar el ejercicio pleno y efectivo de todos los derechos a personas que cuentan con una discapacidad física, intelectual, auditiva o visual.

El texto se ha estructurado en siete bloques temáticos: urbanización e infraestructuras, edificación, transporte, información y comunicación, relaciones con la Administración, empleo público local, y medidas de fomento, ejecución y control. En todos ellos, se pretende avanzar en la supresión de barreras, desde una dimensión integral, promoviendo la accesibilidad en todo tipo de espacios, bienes, productos, servicios y procesos, para cumplir con el principio de igualdad de oportunidades y no discriminación.

La nueva Ordenanza se concibe como un documento ambicioso que guiará las directrices de las actuaciones municipales en los próximos años, con una aplicación progresiva y adaptada a la realidad de los distintos entornos urbanos.

La llegada de refugiados ucranianos

Por otro lado, el consejero se referido a la posible llegada de ciudadanos ucranianos que huyen de la guerra asegurando que el Ayuntamiento se ha puesto a disposición del Gobierno de España como “ciudad de acogida”. Lorén ha abierto la puerta a utilizar la Casa de las Culturas para ello, “entidad referencia en España de acogida” y ha aludido al plan de primera oportunidad de la ciudad, que da “la posibilidad de vivienda a las personas sin hogar de Zaragoza”.

“Es una medida que se va a desarrollar y que nos puede servir para esto, y aportar un grano de arena en un gran problema que tiene Europa de una gravedad tremenda, que esperemos se acabe resolviendo. Pero Zaragoza estará donde debe estar, que es siendo una ciudad acogedora”, ha enfatizado el responsable de Acción Social del Consistorio.

Print Friendly, PDF & Email