Una niña denuncia abusos sexuales en el tranvía: «Fingía turbulencias para tocarme»

El acusado ha declarado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza

Una niña ha denunciado que sufrió tocamientos de un varón en abril del año pasado cuando iba en tranvía al instituto en Zaragoza. La menor, en ese momento con 13 años, ha declarado en la Audiencia Provincial que el acusado le tocó con la mano la vagina por fuera de la ropa durante el viaje que realizaba cada mañana. “Se colocó a mi lado, muy pegado. Fingía una turbulencia para tocarme”, ha explicado la joven.

Un delito que, para la fiscal Ana Díez, corresponde a la pena de prisión de dos años y dos meses. También ha solicitado al tribunal la opción de conmutar la pena por la expulsión del país. Si se demuestra que es culpable, la fiscal pide que el pago de 600 euros como indemnización a la víctima, ya que ésta no ha querido presentar acusación particular.

Los hechos ocurrieron el 16 de abril de 2021 entre las paradas de plaza Aragón con Murallas donde ambos se bajaron. Según ha declarado la niña, se subió al tranvía como cada mañana y se colocó en la esquina que hace chaflan con otro convoy, cerca de la puerta. En la misma parada se subió el acusado, A.O., y, según ha dicho la joven, se le acercó y “se le colocó al lado”. Algo que le sorprendió al comprobar que “había más espacio”.

Una parada más tarde, en plaza de España, el varón, según ha dicho, le empezó a tocar la vagina por fuera de la ropa “fingiendo que había turbulencias mientras intentaba disimular hacia arriba”. La joven declara que los tocamientos continuaron hasta la llegada a la parada de Murallas-Plaza del Pilar, donde ambos se bajaron del tranvía. La menor ha afirmado que “no sabía cómo reaccionar y que por eso miraba el teléfono móvil”.

Salió del tranvía, según ha declarado, y acudió al colegio llorando y con mucha ansiedad. Allí pidió ayuda a la enfermera del centro que llamó inmediatamente a la madre y, tres días después, denunciaron a la Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional.

Las imágenes del tranvía, reproducidas en la sala, muestran la grabación del viaje de aquel día en el que la cámara no consigue captar si el varón realizó los tocamientos. El vídeo muestra al acusado muy próximo a la menor y con una mano no agarrada a ninguna barandilla que podría coincidir con tales actos. Este punto ciego ha sido utilizado por la defensa del acusado para pedir su absolución.

El acusado, A.O., ha negado los hechos y ha declarado que “ni vio, ni se fijó y que ni tocó” a la niña. El varón, que lleva 18 años en España, ha sido descrito como una persona normal por la psicóloga que lo examinó sin ningún tipo de problema relacionado con los impulsos sexuales.

Print Friendly, PDF & Email