Más de 2.000 turolenses se manifiestan por una sanidad «digna» en la provincia

La manifestación ha recorrido este sábado el centro de la capital turolense

Unas 2.000 personas han clamado esta mañana por una atención sanitaria “digna” en la provincia de Teruel. La manifestación ha recorrido el centro de la capital turolense y ha elevado las grandes necesidades sanitarias que, según han defendido, tiene la provincia, entre ellas, el “peligro” de no contar con ambulancias en el medio rural o la falta de facultativos en los centros de salud. Otro de las grandes peticiones ha sido la de dotar a los hospitales turolenses de servicios de calidad.

La movilización, que ha sido organizado por el Movimiento de Acción Rural (MAR) y la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos, ha partido de la plaza de la Catedral y ha recorrido el casco histórico para terminar con las proclamas en el paseo del Óvalo, junto a la famosa escalinata.

Muchos de los asistentes han denunciado la situación que viven en sus municipios en los que, según han expresado, “es más peligroso ponerse enfermo que en una ciudad”. Una mujer, vecina de Hoz de la Vieja, ha pedido que no se supriman las ambulancias ya que, si no hubiera sido por una de ellas, su madre habría fallecido de un ictus. Otra de las peticiones más escuchadas ha sido la falta de personal en los centros de salud que obliga en muchas ocasiones, según han explicado, a prescindir del servicio.

No solo la supresión del servicio es uno de los problemas de la sanidad en el medio rural. Un vecino de Torralba de Sisones critica que el paso incesable de médico merme la calidad del servicio ya que ese facultativo que, según dicen, “está de paso” no permite que la relación médico-paciente exista. Y tampoco, según dicen, tienen fácil acceso a Internet lo que complica en muchas ocasiones el acceso al historial clínico del paciente.

Los organizadores han criticado, durante la lectura de las proclamas, los recortes efectuados en sanidad. “No puede ser que Aragón haya sido la sexta comunidad autónoma en gasto en sanidad y ahora sea la onceava”, ha expresado un miembro de la organización de Alcorisa.

“Nos tienen que escuchar. A Zaragoza solo hay 120 kilómetros, no 1.000”, ha exclamado entre los aplausos de los asistentes. La manifestación ha sido valorada por los organizadores como “un éxito”, ya que ha podido reunir a 2.000 personas tras el parón de la pandemia. Sobre esto último, los organizadores han sido muy críticos y han afirmado que ya se venía de una situación con “profesionales agotados y listas de espera interminables”, la pandemia habría agravado toda esa situación.

Print Friendly, PDF & Email