La gigafactoría de baterías de Volkswagen, ¿camino de Sagunto?

La ubicación de la gran fábrica de baterías eléctricas del grupo Volkswagen en España es uno de los grandes secretos que esconde el Perte de la automoción

La ubicación de la gran fábrica de baterías eléctricas del grupo Volkswagen en España es uno de los grandes secretos que esconde el Perte de la automoción, cuya convocatoria por el Gobierno central se prevé inminente. Durante esta semana, diversas informaciones en medios especializados anunciaban que la multinacional alemana ya había tomado la decisión de instalarse en la localidad levantina de Sagunto, que se habría impuesto a Aragón y Extremadura, pero la empresa no ha dado confirmación oficial a estos rumores.

Así, según han publicado medios como La Tribuna de la Automoción y El País, el fabricante ya habría aprobado el emplazamiento de la factoría, que generaría unos 3.500 empleos, y lo comunicará en próximas semanas, cuando el Ministerio de Industria lance la convocatoria del Perte del vehículo eléctrico. La decisión se basaría en el acuerdo de colaboración que Volkswagen mantiene con Ford, de forma que la fábrica de Almussafes recibiría nuevos modelos que montaría esas baterías.

No obstante, el consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, negaba este viernes en el Pleno de las Cortes que la compañía alemana haya tomado la decisión, poniendo en valor la situación estratégica de la Comunidad y el conocimiento y potencial que tiene el sector. “Aún estamos jugando el partido”, remarcaba el vicepresidente aragonés.

Del mismo modo, desde el Ejecutivo siempre han valorado la posibilidad de que España albergue más de una fábrica de baterías, como reconoció el secretario general del Ministerio de Industria, Raúl Blanco, en una reciente visita a Zaragoza. En total, el Perte dispone de una dotación presupuestaria de 2.975 millones de euros, que movilizarían una inversión privada de otros 19.000 millones para avanzar en la electrificación de la automoción española.

En este sentido, Aliaga ha reconocido reuniones con la ministra Reyes Maroto y con los responsables de Stellantis, así como conversaciones con fabricantes asiáticos para “poner a Aragón a disposición de los que toman las decisiones”. “El 80% de los coches que se fabrican en España están en un radio de 300 kilómetros en torno a Aragón. Estamos contribuyendo a la movilidad sostenible con el Moves I, II y III. Esta fábrica de baterías es complementaria de la de vehículos. A partir de 2026, el coche de combustión interna va a tener problemas”, exponía el consejero del ramo.

Plan estratégico de Stellantis 

Por otro lado, Stellantis presentará este martes 1 de marzo las líneas maestras de su plan estratégico a largo plazo, y Figueruelas estará muy pendiente de lo que pueda anunciar el CEO del grupo, Carlos Tavares. La prensa especializada también publicó la posibilidad de que llegaran nuevos modelos a la planta zaragozana, el Peugeot e-208 y del Lancia Ypsilon, mientras que el C3 Aircross y el Crossland X se irían hasta Eslovaquia.

Un plan estratégico que se presentará apenas unos días después de que Stellantis anunciara unos beneficios de 13.400 millones de euros durante el 2021, el que fue su primer año de vida tras la fusión entre PSA y FIAT. De ese montante, los trabajadores de todo el grupo, incluidos los de Figueruelas, recibirán una paga extra por los resultados productivos de la multinacional. Mientras tanto, la Dirección de Opel España se encuentra en medio del proceso de contratación de unos 600 trabajadores para recuperar, a finales de marzo, el turno de noche de la línea 1, que ensambla el C3 Aircross y el Crossland X.

Print Friendly, PDF & Email