Detenido un hombre que estafó más de 24.000 euros en una web de compraventa de artículos

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia quién tras oírlo en declaración decretó su puesta en libertad con cargos

Los agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron este martes, 22 de febrero, a un hombre de 31 años como presunto autor de un delito de estafa. Según informaron, el hombre había sido detenido por hechos similares en una trama donde tres personas se llevaron ilícitamente más de 24.000 euros. Esta última estafa está relacionada con la misma operación.

El Grupo I de Delincuencia Económica y Fiscal inició la investigación a raíz de una denuncia interpuesta el pasado junio, en la que la víctima decía haber contactado con una persona a través de una conocida página de internet de compraventa de artículos entre particulares. En ella, llegó a un acuerdo de compra de un teléfono móvil y un smartwatch por los que pagó 999 euros y, días después, otros 799 euros por la adquisición de otro terminal móvil, sin llegar a recibir ninguno de los artículos.

Los investigadores, tras realizar las gestiones pertinentes, averiguaron que dicha estafa estaba relacionada con una operación que efectuaron meses atrás contra un grupo criminal asentado en Zaragoza, en la que fueron detenidas tres personas que llegaron a estafar a varias víctimas más de 24.000 euros. Además, concluyeron que uno de estos tres detenidos se trataba del presunto autor de esta nueva estafa, procediendo de nuevo a su localización y posterior detención.

A este individuo se le había imputado la autoría de otro hecho similar denunciado en la localidad alicantina de Elche, al estafar a la víctima 500 euros por la compra de una videoconsola que nunca llegó a recibir.

El modus operandi utilizado por los miembros de esta organización consistía en utilizar las webs y aplicaciones de compraventa entre particulares para ofertar productos informáticos u electrónicos a precios apetecibles para los compradores, con los que mantenían conversaciones a través de mensajería e intercambiaban fotografías de sus DNI para dar fianza de la compra. Los pagos los recibían mediante transferencias o bizums a cuentas bancarias que habían abierto fraudulentamente a nombre de terceros.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia quién tras oírlo en declaración decretó su puesta en libertad con cargos.

Print Friendly, PDF & Email