Aragón, la segunda región del país con mayor tasa de actividad de personas con discapacidad

A nivel autonómico, Aragón registró la segunda mayor tasa de actividad de las personas con discapacidad del país

En Aragón la tasa de actividad de las personas con discapacidad se situaba en el 39,7% en 2020, lo que son 5,4 puntos porcentuales por encima de la media nacional, situada en el 34,3%. Así lo revelan los últimos datos oficiales publicados por la Fundación Randstad. Cabe destacar que como población activa se considera a las personas que trabajan o bien se hallan en búsqueda de empleo.

Además, a nivel autonómico, Aragón (39,7%) registró la segunda mayor tasa de actividad de las personas con discapacidad del país, solo por detrás de Castilla-La Mancha con 42,8%. Le siguen la Comunidad de Madrid (39,4%) y La Rioja (39,2%).

La Fundación Randstad destaca que en 2020 había en España 1,93 millones de personas con discapacidad en edad de trabajar (16 a 64 años), alcanzando el 6,3% de la población total en esa franja de edad. Esta cifra es la más alta desde 2014 y ha tenido un crecimiento de más del 10% en el periodo comprendido entre 2014 y 2020.

A pesar de esta mejoría, es destacable que un 66% de las personas con discapacidad en edad de trabajar se encuentran inactivas (1,23 millones), siendo varias las causas que explicarían esta situación, como la incapacidad permanente (774,8 mil personas), la jubilación (294,3 mil personas), las labores del hogar (117,4 mil personas) o estar estudiando (46,6 mil personas).

Por tanto, lo primero que llama la atención es la baja participación de este colectivo en el mercado laboral. Solo 664.000 personas con discapacidad se encuentran activas, es decir, tienen una tasa de actividad del 34,3%, muy alejada del 76% de las personas sin discapacidad. No obstante, el número de personas activas con discapacidad va aumentando progresivamente. En 2020 se registró un crecimiento del 4% (25.300 personas) y en el periodo 2014-2020 un 13%.

De ellos, un 56% son hombres y un 44% mujeres, siendo estas últimas las que mayor crecimiento tuvieron en 2020 (8%). Por tramos de edad, tienen un mayor peso en la población activa los mayores de 45 años y por nivel de estudios, los que tienen estudios secundarios.

2020, el año que más personas con discapacidad han trabajado

Para el empleo de las personas con discapacidad, 2020 ha sido un buen año y ello a pesar de la crisis económica y laboral provocada por la Covid-19. Se ha superado el medio millón de ocupados con discapacidad en dicho año. Los 516.000 es la mayor cifra desde 2014 y nunca en España han trabajado tantas personas con discapacidad como en 2020. Este buen comportamiento del empleo ha propiciado una tasa de empleo del 26,7% (0,8 puntos superior a la de 2019).

De la misma manera que el empleo, el número de parados con discapacidad se ha reducido en un 3,3% y en 2020 hubo sólo 147.600 personas en situación de desempleo. Este descenso en los parados sitúa la tasa de paro en el 22,2% (1,7 puntos porcentuales menos que en 2019).

Las mujeres lideran el crecimiento del empleo en 2020

De los 516.300 ocupados con discapacidad que había en 2020, el 56% eran hombres (290.200 personas) y el 44% mujeres (226.100 personas) y ambos grupos tuvieron una tasa de empleo muy similar, en torno al 26%. Sin embargo, en 2020 el crecimiento del empleo ha estado liderado por las mujeres al haber 22.700 mujeres más trabajando (un 11%) mientras que los hombres fueron tan sólo 7.600 más (un 2,7%).

En 2020, los contratos firmados tanto por hombres como por mujeres con discapacidad fueron mayoritariamente indefinidos. Respecto a la tasa de temporalidad, hay que destacar que en las mujeres se redujo en cuatro puntos con respecto a la de 2019, situándose en el 25,6%, y un punto por encima de la de los hombres (24%).

Por tipo de jornada, el 26% de las mujeres que están trabajando lo hacen a tiempo parcial mientras que los hombres que acuden a este tipo de jornada suponen el 12%.

Aragón, segunda comunidad con mayor actividad de personas con discapacidad

A nivel autonómico, Castilla-La Mancha, con 42,8%, registró la mayor tasa de actividad de las personas con discapacidad del país, seguida por Aragón (39,7%), la Comunidad de Madrid (39,4%) y La Rioja (39,2%). Con porcentajes más moderados, pero aún por encima de la media nacional (34,4%), se encuentran la Región de Murcia (38,5%), Cantabria (38,4%), Baleares (38,3%), Castilla y León (37,4%), Cataluña (37,4%) y País Vasco (36,6%).

Por debajo de la media se encuentra la Comunidad Valenciana (33,7%), Navarra (33%), Galicia (30,5%), Extremadura (29,9%), Asturias (29,8%), Andalucía (28,6%) y, en último lugar, Canarias (27,2%).

Print Friendly, PDF & Email