Los dos miembros de la Banda del Badoo, condenados a 34 años de prisión

El procedimiento se celebró la semana pasada // Foto: Laura Trives

La “Banda del Badoo” ha sido condenada a 34 años de prisión por los delitos de asesinato, detención ilegal, robo y estafa. Hedangeline Candy Arrieta y Mohammed Achraf han sido condenados por la muerte de un informático vasco al que enterraron todavía con vida en un paraje inhóspito del municipio de Pedrola en el verano de 2019.

La semana pasada se celebró el procedimiento contra esta pareja que se echó la culpa mutuamente del asesinato. Pero las pruebas estaban ahí y el paso de testigos y peritos acorralaron cada vez más a los ahora culpables. El tribunal ha considerado probado que, valiéndose de la aplicación Badoo, Candy atraía hombres a la comarca Ribera Alta del Ebro donde en plena cooperación Achraf los desvalijaba de forma muy violenta. Hasta tres robos se conocen, uno de ellos, terminó en la muerte del informático vasco.

El tribunal considera que el asesinato del informático es “una muerte violenta” por el informe aportado por el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) que concluyó que se produjo por fracaso respiratorio, shock hemorrágico por el hemotórax y el hemiperitoneo, con presencia de tierra en faringe, laringe, esófago y estómago.

“La víctima fallece cuando todavía se encontraba con vida, pero en tal estado físico, a consecuencia de los golpes recibidos y que le provocan un gravísimo traumatismo torácico, así como sujeción mecánica previa por las muñecas con bridas, por lo que le es imposible cualquier reacción defensiva”, continúa la sentencia.

La condena también recoge que se indemnice al hijo con 185.618 euros, 50.625 euros a cada padre y por cada hermano 19.400 euros.

Print Friendly, PDF & Email