Storm-Bots, un proyecto de investigación del CSIC que refleja el «cambio de paradigma» en la robótica

“La rótica convencional sirve para manipular objetos rígidos y piezas muy voluminosas, pero falla con objetos blandos, como seres vivos y alimentos”, ha explicado Sánchez Somolinos, antes de reconocer que “este es el momento de la robótica blanda”

Las Cortes de Aragón han acogido este martes la presentación del proyecto europeo Storm-Bots, liderado por el CSIC, que tiene como objetivo formar a trece jóvenes investigadores (tres de ellos en la Comunidad aragonesa) en materia de robótica, cristales líquidos y polímeros, y ciencia de los materiales. El coordinador del proyecto, Carlos Sánchez Somolinos, perteneciente al Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (INMA), entidad vinculada al CSIC y a la Universidad de Zaragoza, ha destacado que Storm-Bots refleja ese “cambio de paradigma” que está habiendo en la robótica.

«La robótica convencional sirve para manipular objetos rígidos y piezas muy voluminosas, pero falla con objetos blandos, como seres vivos y alimentos», ha explicado Sánchez Somolinos, antes de reconocer que «este es el momento de la robótica blanda». Para el investigador del INMA, «los materiales inteligentes -como los cristales líquidos- pueden integrar la capacidad de deformación grande y controlada en respuesta a varios estímulos que pueden aplicarse de forma remota». El calor, la luz y un campo eléctrico o magnético serían algunos de los estímulos que podrían interactuar con objetos delicados o deformables.

En este sentido, Sánchez Somolinos ha detallado que el uso de materiales inteligentes se está incorporando a la cirugía no invasiva. «Las intervenciones dentro de un cuerpo blando con objetos rígidos pueden suponer un daño, sin embargo, con la róbotica blanda las operaciones serían más seguras», ha revelado antes de puntualizar que, precisamente Storm-Bots, se centrará en ese sector, concretamente en la cirugía ocular.

Por otra parte, el presidente del Parlamento aragonés, Javier Sada, quien ha recibido a los intervinientes, ha destacado que este proyecto «pondrá a Aragón en un lugar destacado». El programa, financiado por la Comisión Europea con 3,5 millones de euros, ha reunido a casi una veintena de universidades, empresas e institutos de investigación del continente europeo, como ha manifestado el responsable de la institución. «Estoy seguro de que este proyecto traerá soluciones para hacer nuestra vida más fácil», ha aseverado.

Un mensaje que ha compartido el consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, quien se ha mostrado «sorprendido» por el trabajo realizado. «Vamos a hacer materiales made in Aragón: hechos y pensados en la Comunidad aragonesa», ha señalado tras reconocer que “somos dependientes de la industria como se ha visto reflejado en la pandemia”.

En la presentación del proyecto Storm-Bots han intervenido, además del presidente de las Cortes, Javier Sada, y el consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, el investigador del INMA, Carlos Sánchez Somolinos, la delegada del CSIC en Aragón, María Jesús Lázaro, y el catedrático de la Universidad de Zaragoza, Juan Ignacio Garcés.

Print Friendly, PDF & Email