Los agentes sociales reclaman más mano de obra cualificada y piden reducir la precariedad laboral

Los representantes de UGT, CCOO, Cepyme y CEOE han comparecido este martes en el Parlamento aragonés // Foto: Cortes de Aragón

Los máximos responsables de UGT, CCOO, Cepyme y CEOE en Aragón han comparecido en la Comisión de Economía, Planificación y Empleo de las Cortes, a petición de Partido Popular y Ciudadanos, para abordar la situación económica y del empleo en la Comunidad, así como el impacto de la reforma laboral recientemente aprobada, respectivamente. Los representantes de los sindicatos y organizaciones empresariales han puesto de manifiesto la falta de trabajadores cualificados, el envejecimiento del mercado de trabajo y la necesidad de reducir la precariedad laboral y de crear empleo de calidad.

Por orden de intervención, el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha comenzado poniendo de manifiesto que “gracias a las políticas aplicadas por parte de los gobiernos, la salida de la crisis no ha sido desigual”, aunque no ha olvidado mencionar que “los trabajadores todavía no hemos salido de la crisis financiera de 2008”. Sobre el empleo, ha destacado como dato positivo “el aumento de la incorporación de las mujeres al mundo del trabajo”, pero, por otro lado, “perdemos población activa y el mercado de trabajo se está envejeciendo de manera notable”. Además, el representante de UGT espera que la reforma laboral “corrija la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y reduzca la precariedad”.

Por parte de CCOO, su presidente en Aragón, Manuel Pina, ha destacado que la crisis actual “se ha afrontado de una manera radicalmente diferente a la de 2008” y la salida “ha sido más justa que nunca y más eficaz económicamente”. En relación a los fondos europeos, ha incidido en que “son para hacer transiciones, digitalización y modernizar la economía y esto no se puede hacer si no hay empleo de calidad”. “La estabilidad en el empleo es necesaria para conseguir la formación para la transición digital”, ha añadido.

El presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, ha puesto sobre la mesa que “el tejido empresarial sigue siendo comparativamente pequeño” y este problema “nos hace ser no competitivos y tener una debilidad estructural”. Asimismo, ha puesto de manifiesto “la falta de personal cualificado” y la necesidad de “revitalizar la Formación Profesional” para “dotar al sistema productivo de mano de obra cualificada, capaz de aportar beneficios al conjunto del sistema productivo para que luego la riqueza se pueda repartir”.

En último lugar, el director general de CEOE Aragón, Jesús Arnau, ha explicado que “todavía no hemos recuperado la deuda de 2020” y que, para el 2022, hay una “previsión de recuperación del turismo y un impulso a las inversiones con los fondos europeos, que podrían tener un efecto dinamizador”. Sobre la reforma laboral, Arnau ha puesto de manifiesto que “una reforma no crea empleo, lo crean las empresas”, motivo por el que ha reclamado una “mayor flexibilidad” para que puedan adaptarse a la realidad de los mercados.

El parlamentario popular Javier Campoy, que había solicitado la comparecencia de los agentes sociales, ha puesto de manifiesto que “partimos de una situación mejor que el año pasado, pero todavía es mala”. Además, ha puesto el foco en la situación de los autónomos “porque lo han pasado muy mal y hay que dedicarles un tiempo”. Por parte de Cs, José Javier Martínez ha manifestado que desde su formación apoyaron la reforma laboral para “acabar con la temporalidad”, pero ha preguntado a los agentes sociales qué pasos darán “para acabar con el desempleo y reformar las políticas de empleo”.

La diputada socialista Beatriz Sánchez ha compartido el «optimismo» de los agentes sociales porque «Aragón tiene futuro, ya que, pese a la pandemia, ha resistido gracias a una economía diversificada y fuerte». También ha recordado que «no solo se ha recuperado el empleo previo a la crisis, sino que se ha mejorado en un 1% la tasa de paro con respecto a la de 2019». Desde Podemos, Nacho Escartín ha defendido que «ha quedado constatado que cuando hay políticas progresistas va mejor» y ha recalcado que la gestión de la crisis de 2008 fue «nefasta» y que la competitividad “debe hacerse con buenos salarios y con estabilidad de la empresa».

El diputado Joaquín Palacín (CHA) ha reconocido que «va a costar volver a la normalidad por el agujero económico que ha causado la crisis de la Covid», pero ha incidido en la necesidad de «ser optimistas y pensar en el futuro» porque las previsiones dicen que «Aragón va a crecer por encima de la media del Estado». En representación de Vox, Marta Fernández ha solicitado conocer las propuestas que plantean los agentes sociales “para amortiguar el grave problema de falta de personal especializado” y las medidas para equilibrar la oferta y la demanda en la actividad formativa.

Jesús Guerrero (PAR) ha felicitado a las empresas por la imagen de Aragón que proyectan en el exterior y ha destacado que “vamos a tener una Ley de Simplificación Administrativa para minimizar la burocracia y facilitar la tramitación a las empresas”. En última instancia, Álvaro Sanz (IU) ha afirmado que “es innegable es que las medidas desplegadas para salir de esta crisis han sido diametralmente distintas y eso ha sido muy positivo”. Además, ha destacado que en esta crisis se haya apostado por “la negociación frente a imposición, la expansión presupuestaria frete a la retracción y se haya elegido otro camino en lo social”.

Print Friendly, PDF & Email