La Semana Santa en Aragón ya ronda el 60% de ocupación, acercándose a cifras de 2019

En 2019 la ocupación alcanzaba el 80% en Aragón / Imagen de archivo

Los bombos, cornetas y cofrades tan tradicionales de la Semana Santa, sumados al inicio de la primavera y los días de vacaciones, han derivado este 2022 en una ocupación hotelera de hasta el 60% en Aragón para esos días. Una cifra que está ya “muy cerca” de la de 2019 (80%) y que evidencia el comienzo de la recuperación del sector turístico en la Comunidad. Aunque “todavía queda mucho camino por recorrer, el sector está vivo”, han asegurado desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

En este momento “tendríamos vendido un 80% para la Semana Santa y ahora estamos 20 puntos por debajo, en el 60%”, ha explicado el presidente de Cehat, Jorge Marichal, este martes desde el Hotel Palafox en Zaragoza. Allí se ha dado cita el sector empresarial turístico nacional para analizar la situación actual y sus perspectivas de futuro. La Asociación de Empresarios de Hoteles de Zaragoza y su Provincia (Horeca) ha ejercido de anfitriona de un encuentro en el que se ha puesto de manifiesto que la apertura de las medidas restrictivas frente a la Covid-19 están posibilitando una reactivación que avanza lentamente.

Las estimaciones de ocupación turística en Aragón que han realizado en dicho encuentro alcanzan un 40% para el primer trimestre de 2022, porcentaje que aumenta hasta el 50% en lo referido al segundo trimestre del año. En cuanto al verano, “aunque aún queda lejos”, esperan una ocupación de alrededor del 70%. “Somos optimistas”, ha declarado el presidente de Horeca Hoteles Zaragoza, Antonio Presencio, y “no tengo una bola de cristal, pero estamos ya muy cerca de cifras de 2019”. De todos modos, Presencio ha remarcado que “no podemos asumir medidas que nos mermen o que lastren nuestra competitividad”.

“Queremos recuperar nuestra actividad como la hemos realizado siempre: ofreciendo la mayor hospitalidad y la mejor sonrisa. Somos la industria de la felicidad”, ha afirmado Antonio Presencio. Felicidad es lo que ha sentido el sector turístico cuando “hemos recibido muy buenas noticias: se van liberando el mercado británico, el alemán…y es que países muy próximos al nuestro van a permitir la movilidad”, ha destacado el presidente de Horeca Zaragoza, lo cual supondrá un empujón a la recuperación.

En Zaragoza, un 30% de las visitas son de carácter internacional y “se sigue trabajando para que ese número siga aumentando”, ha dicho Marichal, pero este verano “creo que va a seguir siendo de mucho tráfico de cliente nacional”.

Zaragoza, punto de encuentro

Desde Horeca Zaragoza quieren posicionar la ciudad “en el sitio que le corresponde” y es que “tiene unos segmentos muy claros”: los de congresos, eventos, convenciones, ferias… “Son importantísimos”, ha declarado Antonio Presencio. Y en esa labor de recuperar la ocupación y el posicionamiento que tiene Zaragoza “de liderazgo”, la próxima Feria del Mueble o la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola (FIMA) serán “decisivas” para “poner el termómetro y saber en qué grado de recuperación estamos”, ha aseverado Presencio.

Para ello, también los hoteles de Zaragoza “son la plataforma ideal” donde se pueden desarrollar eventos culturales y deportivos en la ciudad. “Sin estos establecimientos no tendríamos el punto de apoyo clave para salir de esta situación”, ha hecho hincapié el presidente de Horeca Zaragoza.

La subida de precios y la Covid, una merma para el sector

El disparado aumento de los precios de la energía “merma nuestra competitividad, pero todo irá regulándose”, se ha mostrado esperanzado Antonio Presencio. A lo que el presidente de Cehat ha añadido que “si esto pasa de ser un tema coyuntural a uno estructural, que parece que va a ser así, entonces la cadena de valor se va a ver afectada por esa subida de precios”. Esto significa que el sector turístico se verá avocado a elevar también el coste de sus ofertas, pero es una industria “muy resiliente, ha demostrado que se sabe adaptar y sabe reaccionar muy rápido”, ha recordado Marichal.

La pandemia también ha impactado con fuerza en el sector turístico y, por eso, han lanzado un mensaje de responsabilidad a las administraciones públicas, “que han entendido que era necesario ampliar el mecanismo de los ERTE, pero todos tenemos que colaborar en el ámbito de nuestras competencias”, ha expresado Jorge Marichal. Además, ha hecho alusión a las administraciones locales aragonesas: “También pueden ayudarnos mucho, como por ejemplo con los 70 millones de ayudas directas que aún están por repartir. Los bares, restaurantes, hoteles, etc. de Zaragoza lo han pasado mal y tienen derecho a esas compensaciones porque están ahí para eso, para que se usen”.

Ahora el sector turístico confía en que esta sea “la última ola” de la pandemia y que los casos de Covid “sigan bajando y no tengamos que aprender otra letra del alfabeto griego”, ha concluido Marichal, quien ha recordado que “los índices de vacunación ya son muy importantes” en la senda de la recuperación.

Print Friendly, PDF & Email