La espera de un amor que no llega y de esas mujeres que no pudieron ser: «Rosita» aterriza en el Mercado

"Rosita" es una adaptación de la obra de Lorca que llega desde este jueves hasta el domingo al Teatro del Mercado

Doña Rosita espera a que su primo regrese de Argentina para casarse como él le prometió en los cientos de cartas y cartas que le enviaba a España. Pero su primo ya se ha casado y eso hace que ella se marchite como una flor viendo su vida pasar sin un destino, sin un anhelo, porque ser una solterona en la España de 1935 es un insulto, una vergüenza por la que ninguna mujer querría pasar. «Doña Rosita la soltera» es una dramaturgia de Lorca que, aunque alejada de las tragedias rurales como «Yerma», también pone a la mujer como centro de todo con la sensibilidad y fuerza lorquiana. «Rosita» es una adaptación de esta obra maestra que llega desde este jueves hasta el domingo al Teatro del Mercado de la mano de Teatro del Alma.

Un grupo de flores en un invernadero. Algunas marchitas, otras frescas. Flores que esperan ese envejecimiento lánguidamente. Ellas, las seis mujeres que son el alma de «Rosita», también se sentían así, como flores que no encontraban su lugar en el mundo del teatro por esa edad en la que parece que se vuelven invisibles para ejercer como actrices. Por ello, rescataron este drama de Lorca y lo adaptaron haciendo una dramaturgia femenina. «Hemos concentrado la esencia de Rosita en las mujeres, eliminando algunos personajes masculinos porque queríamos trabajar y ser nosotras las que llevaran el peso de la obra. Una obra que habla de ese dolor de quien espera y esa situación que se agrava por una sociedad que se ríe y que critica a las solteronas», ha reconocido la directora y actriz que da vida a Rosita, Laura Plano.

La belleza de los textos de Lorca y esa sensibilidad para hablar de las mujeres llevó a Laura Plano a adaptar esta obra en la que también hay cabida para «Los sueños de mi prima Aurelia», ese texto que el dramaturgo no llegó a acabar. «Rosita» es una dramaturgia femenina con música en directo en la que además de la espera, del abandono y de esa soltería que es un insulto se abordan otros temas que también tienen sentido en el hoy.

«La obra es la historia de esas mujeres enganchadas al amor. Ese amor que ven en las telenovelas, que esperan y que no llega y también ese que engaña y que hace daño. Es una obra que también puede tener vigencia en la actualidad y en la que el amor se convierte en el centro de todo pero ellas, las solteronas, también se lo pasan muy bien juntas y son capaces de hacer grandes cosas», ha reconocido la actriz Nuria Herreros.

La obra es una denuncia social a todo aquello que conlleva la soltería en la España de los años 30. Un grito de rebeldía en forma de un teatro que, aunque dramático en su acto final, también tiene muchos toques cómicos. «Hay un tema que se trata y que es extensible al siglo XXI también que es el de las apariencias. El tema de la apariencia se trata en Rosita con las solteronas que tienen que aparentar ser mujeres de bien, aunque luego no tengan nada. Incluso la propia Rosita que en apariencia es feliz, fresca y divertida, pero por dentro está destrozada y frustrada por ese amor que la abandona», ha asegurado la actriz Carmen Marín. Así, el Teatro del Mercado se llenará de la historia de esas mujeres que han querido ser, pero que no han sido.

Print Friendly, PDF & Email