Enfermeras y fisioterapeutas explotan: «Trabajamos con ratios poco seguras para los pacientes»

Los profesionales sanitarios se han concentrado a las puertas de los hospitales aragoneses

Enfermeras y fisioterapeutas han llevado a cabo este martes una concentración a las puertas de los hospitales públicos de las capitales de provincia de todo el país, también las aragonesas, para decir “basta” y lanzar un mensaje claro y rotundo a las administraciones respecto a su situación laboral, afirmando que llevan dos años soportando “condiciones deplorables” y culpando a los políticos de “falta de atención y previsión”.

La delegada sindical del Hospital Miguel Servet, Susana Navarro, ha lamentado que dos años de lucha contra el virus “no revierten en mejorar el sistema sanitario, cada vez más deteriorado”. Además, advierte de que “los profesionales están agotados por el trato recibido por las administraciones”, especialmente en lo que se refiere a sus condiciones laborales.

Al respecto, Navarro ha explicado que “hay gente que se le contrata de 15 en 15 días, siendo que existen necesidades, compañeros trabajando con ratios inadecuadas y poco seguras para los pacientes”, además de “compañeros que no pueden optar a una jubilación anticipada voluntaria pese a que es una de las profesiones con condiciones más penosas que existen”.

Por todo esto, consideran que “ha llegado el momento de sentarse y hablar de mejorar todas estas condiciones”, recordando que nunca han tenido “una ratio adecuada de profesionales por paciente”. También ha criticado la falta de previsión ante el virus y que “se han cesado a profesionales con cada ola que no se tenían que haber cesado” o “contratos cada vez más precarios, dejando plantillas bajo mínimos por no poder cubrirlas porque los profesionales estaban agotados o de baja”.

Por su parte, las matronas no han faltado a la concentración. Una de ellas, Ruth Berges, ha manifestado que les deben “5.000 horas” sólo a las 52 especialistas en esta materia en el Hospital Miguel Servet. “Horas extras que hemos hecho y que no solo no las han agradecido, sino que dijeron a las que doblaron turnos que nadie les había puesto una pistola en el pecho para quedarse ahí”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email