El número de autoprohibiciones de juego aumentó un 10% en 2021

Según los datos, “en 2021 el número de autoprohibiciones aumentó un 10% respecto a 2020 y, a su vez, ya había aumentado un 9% en relación con 2019”

La Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Azajer) ha reconocido este martes en su intervención ante la Comisión de Comparecencias Ciudadanas de las Cortes de Aragón que, según los datos, “en 2021 el número de autoprohibiciones aumentó un 10% respecto a 2020 y, a su vez, ya había aumentado un 9% en relación con 2019”.

Por otra parte, la trabajadora social de la asociación, Mónica Sardaña, y la secretaria de la Junta rectora, Miriam Gañan, han manifestado que “ha quedado demostrado, e incluso reconocido por el Departamento de Sanidad, que ofrecemos un servicio sanitario ante situaciones a las que los servicios públicos no llegan”. En este sentido, han lamentado que desde “desde Sanidad se niegan a firmar un convenio con nosotros”, razón por la que han solicitado “una mayor estabilidad económica para poder desarrollar bien nuestro trabajo”.

Sardaña se ha mostrado “preocupada” ante el aumento de la adicción a videojuegos en jóvenes. “Unos 58.000 estudiantes de entre 14 y 18 años han realizado un posible juego patológico a nivel estatal”, ha señalado, tras añadir que “el juego online es el que más problemas está generando ahora mismo, especialmente en esta época de pandemia que estamos viviendo”.

Por su parte, Gañan ha explicado que la asociación surgió en 1987 como respuesta a “las demandas de personas que sufrían ludopatía y de sus familias que no se sentían atendidas”. “Nuestra entidad lleva más de 32 años no solo luchando por el reconocimiento de la ludopatía como enfermedad, sino también tratando a personas que llegan en una situación de ruina económica, depresión, e incluso ideaciones suicidas”, ha detallado, al tiempo que ha sentenciado que “es una enfermedad silenciosa que no tiene un coste sanitario”.

En última instancia, la secretaria de la Junta rectora ha expuesto que en Azajer cuentan con “un médico neurofisiólogo, trabajamos activamente en la página web y promocionamos publicaciones a través de Facebook”. Asimismo, se ha referido a la Ley del Juego, que está siendo debatida por las Cortes, y ha afirmado que “es necesaria y está muy bien redactada, pero está recibiendo muchas enmiendas”.

Desde el Grupo Parlamentario socialista, Sergio Ortiz ha agradecido a Azajer «la labor que llevan desarrollando contra la ludopatía en estas tres décadas» y ha recordado que la asociación «se congratuló por la inclusión de la ludopatía en el tercer plan de adicciones de la Comunidad», que plantea «mantener y potenciar el registro de juego de autoprohibidos».

El diputado del PP José Antonio Lagüens ha celebrado que Azajer «es una de las asociaciones expertas en la prevención, el tratamiento y la atención sanitaria» por la ludopatía y ha pedido «la revisión del sistema sociosanitario». Además, ha defendido que «no es descabellado pensar en hacer un convenio de colaboración porque los 40.000 euros presupuestados no se ejecutaron al 100%».

Mientras que, desde Cs, Ramiro Domínguez ha subrayado que «si Azajer no existiera, habría que inventarla» porque los datos «van a más» y ha destacado, como ejemplo, los 970 millones de euros en apuestas deportivas. En este sentido, ha insistido en que «desde las administraciones hay que ponerse de acuerdo con estas asociaciones».

La diputada Vanesa Carbonell (Podemos) ha recalcado que «detrás de cada número y cada dato hay personas con nombre y apellidos» y que «la modalidad presencial, a pesar de seguir siendo la primera, pierde cada vez más terreno frente al virtual». Además, ha defendido que su formación «ha trabajado de forma intensa para concienciar sobre que es un problema de salud pública».

Desde CHA, Carmen Martínez ha agradecido a la asociación su labor porque «la ludopatía tiene tratamiento y se puede salir de la espiral que produce». Además, ha subrayado que el número de autoprohibidos «es un número a tener en cuenta» y ha preguntado a las intervinientes «con qué frecuencia salen del registro de autoprohibidos porque ellos consideran que están reinsertados y, sin embargo, vuelven a caer».

Santiago Morón (Vox) ha lamentado que la adicción al juego entre los más jóvenes es «una situación preocupante que no tiene fin y que se está agravando con los juegos online». Por ello, ha calificado como «necesario regular esta situación e impulsar acciones reales para frenar la ludopatía». También ha reseñado que «la prohibición total del juego sería contraproducente».

Por último, el portavoz de IU, Álvaro Sanz, ha defendido que esta «problemática necesita ser mirada a través de una perspectiva más amplia que esté centrada en los efectos sobre la salud». Sanz ha explicado que, precisamente sobre este asunto, para «profundizar en el enfoque de la atención a la salud», ha centrado su formación las «numerosas» enmiendas registradas a la futura ley del juego.

Print Friendly, PDF & Email