Un ladrón de película se cuela en una casa a robar cuando dormían sus inquilinos en Zaragoza

El robo se ha producido en la calle Eduardo Jesús Taboada de Zaragoza

La Policía Nacional detuvo este viernes a un joven de 26 años por entrar a robar a una vivienda en el barrio de Las Fuentes con sus moradores dentro durmiendo. Para su sorpresa, el detenido iba vestido como el ladrón de una película: de negro, con guantes y gorro.

Sobre las 5.30 horas una patrulla policial fue comisionada por el 091 a la calle Eduardo Jesús Taboada, donde, según contaba la inquilina, había sorprendido a una persona dentro de su domicilio. A su llegada, los agentes observaron a un hombre vistiendo ropa oscura con guantes y gorro, con una mochila y una bolsa en la mano, procediendo a darle el alto por si pudiera tratarse del presunto autor.

Al mismo tiempo otro indicativo policial subió al domicilio de la víctima, quién les manifestó que cuando se encontraba durmiendo se ha despertado y había visto a un individuo registrando el armario de su dormitorio, asustándose y empezando a gritar. El hombre abandonó rápidamente la vivienda por la puerta de entrada y la mujer llamó entonces a la policía.

Además, indicó que todas las habitaciones del domicilio se encontraban revueltas, echando en falta varios enseres recién comprados con su etiqueta, así como una bolsa con herramientas que tenía en el balcón. Los agentes comprobaron que una de las ventanas de la vivienda se encontraba abierta y con signos de que esta persona pudiera haber accedido por ella al inmueble.

Los actuantes comunicaron al resto de indicativos las características físicas del presunto autor aportadas por la víctima, coincidiendo plenamente con la persona interceptada a la llegada por la patrulla. Al realizarle el cacheo superficial y comprobar el interior de la mochila que portaba, encontraron diversas herramientas, así como varios de los objetos que la mujer había echado en falta de su domicilio, procediendo entonces a su detención y traslado a dependencias policiales.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, quien tras oírlo en declaración fue puesto en libertad, con la obligación de presentarse ante la Autoridad judicial cuando para ello fueran requeridos.

Print Friendly, PDF & Email