El guardia civil que acuchilló a su compañero y vecino en Huesca podría acabar 20 años en prisión

El juicio comienza este martes en la Audiencia Provincial de Huesca

El guardia civil que acuchilló hasta en 14 ocasiones a su vecino, y compañero del cuerpo, el pasado 2 de mayo de 2021 en Huesca se enfrenta este martes al juicio por este ataque en el que la Fiscalía pide para él 20 años de prisión. La agresión se produjo cuando la víctima paseaba por Huesca con su hija la cual intentó defender a su padre y también resultó herida.

El intento de homicidio se produjo cuando padre e hija paseaban su perro por Huesca sobre las 20.10 horas. La chica notó a una persona detrás y apartó la correa del perro para dejarlo pasar. Es aquí cuando su vecino, y también guardia civil, le saludó diciéndole “Hola, ¿qué tal cabrón?, ¿cómo estás?” mientras le clavaba una navaja en la nuca.

El acusado continuó clavándole la navaja hasta en 14 ocasiones en el cuello y abdomen. Incluso en el suelo, ya inconsciente, continuó asestándole cuchilladas al grito de “¿Esto te gusta?, te voy a matar, algo malo va a pasar’’. La hija, entonces menor de edad, intentó impedir el ataque colocándose en el medio recibiendo ella también una puñalada por la espalda, la nuca, el glúteo y el hombro. Finalmente, varios testigos consiguieron reducirlo y atarlo con una comba deportiva que uno de ellos llevaba encima.

El escrito de acusación del Fiscal señala que, entre ambos varones, aunque compartían profesión y edificio en Huesca, “no existía una especial vinculación”. También destaca que el procesado llevaba un largo tiempo “de baja psicológica”.

El guardia civil acuchillado tardó en recuperarse de las heridas 213 días, de los que 14 de ellos, peligró gravemente su vida. La menor también tuvo que recibir atención médica durante 15 días y le dejaron cicatrices visibles.

El escrito de la Fiscalía señala que el procesado, en el momento del ataque, tenía “parcialmente afectada” la capacidad volitiva. Continúa que “los hechos cometidos se encuentran solo “indirectamente relacionados con su delirio” y que no hay evidencia de que “no pudiera comprender la ilicitud del hecho o actuar conforme a esa comprensión”.

El Ministerio Público pide para él 20 años de prisión por los delitos de tentativa de asesinato con alevosía y ensañamiento previsto, así como, un delito de lesiones. También solicita que se abone al guardia civil 150.000 euros y a la hija de este con 60.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email