Locura final en El Alcoraz: Seoane da el triunfo a la S.D. Huesca en el 90 frente al Lugo (1-0)

Seoane ha vuelto a aparecer en el descuento para dar tres puntos al Huesca. Foto: @SDHuesca

La S.D. Huesca prolonga sus buenas sensaciones tras derrotar al Lugo con un gol agónico de Jaime Seoane, omnipresente durante todo el encuentro. Y eso que los lucenses aterrizaban en El Alcoraz con un balance más que notable en este 2022, habiendo cosechado tres victorias, cuatro empates y ninguna derrota. Los altoaragoneses no se encontraron nada cómodos en la primera mitad, pero fueron un vendaval ofensivo en el segundo acto, motivados sobre todo por la banda izquierda formada por Escriche y Marc Mateu, además del propio Seoane. Con esta victoria, los de Xisco Muñoz se colocan a cinco puntos de los puestos de promoción.

Partían de inicio los oscenses sin apenas variaciones en el once respecto a la anterior jornada en Oviedo. Andrés Fernández se mantenía en portería, secundado por una defensa de tres centrales conformada por Florian Miguel, Insua y Timor, y Marc Mateu y Lago Júnior ejerciendo de carrileros. El centro del campo era para Mosquera y Pablo Martínez, con Seoane y Escriche tirados a los costados. En punta Darío Poveda, que venía de anotar dos dianas en los dos últimos encuentros.

Imprecisos los pupilos de Xisco en los instantes iniciales, con varias pérdidas no forzadas en el mediocampo. El Lugo se encontraba cómodo sobre el césped intentando aprovechar los errores del cuadro oscense. Tuvo la primera en el minuto siete, cuando Señé cabeceó en el área un saque de esquina botado por Moyano, aunque su remate salió muy desviado. Y diez más tarde, un nuevo córner encontró esta vez la testa de Ros, pero su cabezazo, que parecía colarse en la red, se marchó lamiendo la cepa del poste izquierdo de la portería local.

No lograba asentarse la S.D. Huesca, con un Timor y un Lago Júnior algo desubicados, fruto posiblemente de ocupar posiciones a las que no están tan acostumbrados. Sobrepasado el ecuador de la primera mitad, un par de llegadas -aunque sin peligro- del conjunto altoaragonés hicieron mejorar sus sensaciones e igualar un poco las tornas. Alcanzada la media hora, probaría Moyano para los lucenses con un tiro frontal desde fuera del área, pero detuvo Andrés Fernández con total comodidad.

Respondió el equipo local en el 38 y a punto estuvo de subir el 1-0 al electrónico. Escriche condujo hasta la línea de fondo y la puso atrás para Seoane, que se sacó de la chistera un detalle de espuela que salió rozando la madera. Apretaban ahora los de Xisco, motivados por su afición, que copaba dos tercios del aforo en la tarde dominical. Eso sí, de aquí al intermedio, ninguna ocasión más reseñable.

Segunda mitad

Gozó de la primera tras el paso por vestuarios el Huesca. Una llegada de Lago Júnior por banda derecha se saldó con una asistencia al interior del área. Remató de primeras Seoane, pero su disparo pegó en el costado de Alende, que salvó un gol casi cantado. Mejor los aragoneses en el reinicio de partido ante un equipo visitante que decidía esperar cobijado en su campo.

Quiso refrescar Xisco Muñoz a los suyos dando entrada a Gerard Valentín y Ratiu en detrimento de Mosquera y Lago Júnior. Justo después, clarísima la de Poveda y paradón de Whalley. Definió el delantero al palo corto desde el punto de penalti, pero solventó el guardameta del Lugo de manera espectacular. Chaparrón futbolístico de la S.D. Huesca ante unos lucenses impasibles y acongojados por el vendaval azulgrana. Solo faltaba el premio del gol.

Se querían quitar los franjirrojos la presión y contestó Carrillo con un remate de primeras tras un centro lateral, pero su tiro se marchó fuera. Después de esta semiocasión, se suavizó el ritmo frenético marcado por el cuadro oscense en los primeros 20 minutos del segundo acto.

En el 75, Mateu la puso con comba desde el banderín de córner e Insua cabeceó en el área, pero su remate fue directo a las manos de un Whalley muy seguro a lo largo de todo el choque. Y dos minutos más tarde, Seoane recuperó en tres cuartos y la cedió para Escriche, que golpeó con fuerza buscando ajustarla al palo, pero de nuevo el meta del Lugo detuvo con una buena mano abajo.

Reclamó el Huesca en el 80 un posible penalti, pero el VAR dictaminó que no había nada punible. Tensión en estos últimos minutos con una sucesión de tarjetas para ambos equipos. En el 87, Moreno Aragón expulsó con roja directa a Campabadal por un codazo a Timor con el juego parado. Florian Miguel y Pablo Martínez fueron sustituidos por Gaich y Ferreiro. Toda la carne en el asador. Y casi rozando el 90, la locura se apoderó de El Alcoraz. Otro centro exquisito de Marc Mateu desde la esquina pasó por delante de varios defensores y, entre la multitud, el esférico se topó con la rodilla de Seoane, que remató casi sin querer sobre la línea de gol. 1-0 y la afición vibrando desde las butacas.

Justo premio para los altoaragoneses por el empeño y ahínco desplegado durante toda la segunda parte. Siete de añadido. Ingresó Enzo Lombardo por Poveda para rascar algunos segundos. Lo intentaría el Lugo con más alma que fútbol hasta el final, pero el Huesca aguantó su mínima ventaja sin mayor problema. Aún pudo poner la puntilla Lombardo, pero Whalley estiró su pierna derecha para repeler el disparo. Nuevo triunfo de los de Xisco Muñoz, que suman siete puntos de nueve posibles en los tres últimos choques.

Print Friendly, PDF & Email