El Real Zaragoza se aferra a las estadísticas para creer en la victoria ante Las Palmas

El conjunto maño debe sumar un triunfo que le permita salir de la zona baja. Foto: Real Zaragoza

Que el Real Zaragoza debe ganar a Las Palmas es indiscutible. El cuadro de JIM se ubica actualmente en el puesto 18, a cuatro puntos del descenso a Primera RFEF y con la necesidad imperiosa de vencer. Visita La Romareda este sábado a las 16.00 horas Las Palmas, un conjunto que se coloca séptimo, a tres puntos del playoff, algo que a priori es perjudicial para los maños. Eso sí, los canarios no ganan a los zaragocistas desde la promoción de 2015.

Fue el 21 de junio del citado año cuando el Real Zaragoza visitaba el estadio de Gran Canaria con serias papeletas para lograr el ascenso a Primera División. Después de amarrar un importante 3-1 en La Romareda ante el conjunto amarillo, los de Ranko Popovic querían alcanzar al menos un empate. Eso les valía para subir de categoría. Sin embargo, un doloroso 2-0 rompía el sueño de los maños en el último duelo que se llevaron los isleños.

Para ver la última victoria de Las Palmas en La Romareda hay que viajar al mismo año, pero un poco antes, el 31 de mayo. Casi siete años han pasado desde que Araújo y Jonathan Viera pusiesen el mismo resultado, un 0-2 que hacía escalar a los de Gran Canaria a costa de un rival directo. Desde entonces, cada vez que Las Palmas ha pisado el Municipal zaragozano, o se ha ido de vacío o apenas ha logrado arañar un punto.

Lo cierto es que el empate no vale al cuadro de Juan Ignacio Martínez, y ni que decir tiene que la derrota no se puede ni contemplar. Arrancan los maños la jornada con apenas 30 puntos en su casillero por los 39 de los isleños, y llegar a los 50 es de máxima urgencia. Las finales se empiezan a suceder y sumar de tres en tres es imprescindible para alcanzar la cota cuanto antes.

Sin apenas bajas

En la última sesión de entrenamiento, que ha tenido lugar este viernes, el míster ha podido contar con todos los que no padecen lesiones largas. Es decir, únicamente Zapater y Vigaray han trabajado por su cuenta, mientras que los tocados, Francho y Álvaro, han sumado una nueva sesión. Previsiblemente entrarán en la convocatoria y cuentan con numerosos boletos para hacer lo propio en el once.

Brindar un triunfo al aficionado zaragocista es una importante ilusión en el seno del cuadro blanquillo. Así lo han asegurado a lo largo de varias semanas todos los jugadores que han comparecido en sala de prensa y el propio entrenador. El Real Zaragoza está ante una nueva oportunidad de hacerlo y de sacar la cabeza de los puestos del miedo en la tabla.

Print Friendly, PDF & Email