De las flores en La Lonja a la comedia en el Principal: 5 citas con la cultura este fin de semana

La exposición de Eva Armisén podrá verse hasta el 24 de abril

El fin de semana ya está aquí y aunque tapear por El Tubo o una buena cena en algún restaurante es un plan más que apetecible, las citas con la cultura también son muy suculentas. Y como en Zaragoza tenemos mucha, y muy buena cultura, hoy te proponemos cinco planes diferentes que van desde admirar un arte naif de centenares de colores en un lugar tan increíble como La Lonja a no parar de reír con una función que, adelantamos, sale mal en el Teatro Principal.

1. La «alegría» de Eva Armisén en La Lonja 

Un hilo rojo, como el corazón, como el amor, da la bienvenida al visitante a un lugar mágico, un espacio en el que conviven cientos de colores, flores y rostros aniñados y dulces. Lo cotidiano se transforma en belleza en «Alegría», la nueva exposición de Eva Armisén que estará hasta el 24 de abril en La Lonja. Una muestra de más de 200 obras que lleva al visitante al mundo de la artista. Un mundo que no se concibe sin la pintura, pues es la que la hace volar.

La exposición está dividida en ocho espacios en los que se viaja por aquello que hace latir el corazón de la artista. Además de pinturas, lienzos y dibujos, también hay cerámica. La artista la utiliza para hacer una metáfora de lo que somos y que quedó más patente en el confinamiento: nuestra fragilidad.

2. «La función que sale mal» en el Teatro Principal

Un grupo de teatro amateur que está a punto de estrenar su obra después del estrepitoso fracaso de «Los dos cerditos» o «Blancanieves y los siete gigantes» (donde solo consiguieron a personas de más de 1,70 de altura para hacer de enanitos). Esta vez es la buena. Por fin pondrán enseñarle al mundo de lo que son capaces estrenando una función que hubiese sido un éxito si no fuera porque las canciones sonaban cuando no debían sonar, los objetos se caían del escenario y los actores no eran capaces de aprenderse más de dos líneas seguidas con dudosas dotes interpretativas.

«La función que sale mal» es una comedia desternillante que ya ha sido aplaudida por más de 8 millones de espectadores en los cinco continentes y que ha recibido numerosos premios y galardones. La función estará en el Principal hasta el próximo 27 de febrero y las entradas oscilan entre los 5 y los 30 euros.

3. «Non finito. El arte de lo inacabado» en CaixaForum

Julio Cortázar escribió en Rayuela que los absolutos eran esos momentos en los que algo alcanzaba su máximo sentido, su máximo alcance y que, por ello, dejaban por completo de ser interesantes. Quizás, Cortázar, apreciaba así la belleza de lo inacabado, de aquel arte que ha sido interrumpido por el azar, por el fracaso, por las dudas. Un arte que llega ahora al CaixaForum con «Non finito», una muestra con 94 obras de esas que no se consideran maestras y que llenan los almacenes de los museos de imperfección y vida.

Arte, literatura, cine, fotografía. Hay centenares de maneras de entender el arte inacabado como centenares de motivos por los que una obra de arte acaba teniendo una belleza, quizás, superior a la que tendría si el artista la hubiese culminado.

Sorolla, por ejemplo, no finalizó El retrato de Mabel Dick porque aquella mañana de julio de 1920 sufrió un ataque que le impidió volver a pintar. Es esta obra de suma belleza la que da la bienvenida a una exposición en la que se puede ver ese torso del Belvedere de Apolonio de Atenas, que Miguel Ángel no quiso reconstruir llevándolo así a la gloria y a la admiración por lo que fue, la Cabeza de campesina de Van Gogh (única obra del pintor que ha viajado hasta Zaragoza) o el arte más contemporáneo de la mano de Joan Miró y su Mujer insecto. Un recorrido por una exposición en la que no existe límite cronológico y en la que se hace un viaje apasionante por la historia del arte.

Una muestra en la que hay grandes nombres como Picasso, Rembrandt, El Greco, Pablo Gargallo, Duchamp o Van Gogh. Nombres que marcaron un antes y un después en la historia del arte pero que, sin embargo, no son lo más importante de la exposición. «Non finito. El arte de lo inacabado» estará en el CaixaForum hasta el 29 de mayo.

4. «Yo lo vi», un repaso por 2021 visto a través de la cámara

El 2021 fue el año del intentar «pasar página” con todo lo acontecido en el 2020. Aunque siguió estando delimitado por la pandemia, se volvió a una cierta actividad y normalidad, como el regreso de los aficionados a los eventos deportivos o el público a las actuaciones musicales. La mascarilla siempre presente. Llegó la vacuna, la palabra elegida para resumir el año. El 2021 también estuvo marcado por muchas catástrofes y fenómenos naturales, como Filomena, la irrupción del volcán de La Palma o la riada del Ebro. En todos estos acontecimientos la fotografía jugó un papel importante. La exposición “Yo lo vi 2021” recoge el trabajo de los fotoperiodistas aragoneses el pasado año, ofreciendo otra mirada a través de 66 imágenes repartidas en 20 paneles de todos estos momentos vividos.

Repitiendo la edición de “Yo lo vi 2020”, llega esta nueva muestra impulsada por la Asociación Profesional de Fotoperiodistas de Aragón, que se ubica en las calles de Gran Vía y Delicias.

5. Concierto de la banda sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Aragón

La Banda Sinfónica del CSMA dispone si el repertorio así lo requiere con una notable sección de cuerdas, así como una importante sección de percusión, e incorpora habitualmente instrumentos de tecla como el piano, la celesta o el clave, y otros como el arpa, o la flauta de pico, incluyendo también combinados de Jazz, instrumentos electrónicos, étnicos y canto así como de otros elementos especiales como proyecciones audiovisuales y diferentes efectos especiales, lo que le permite abordar un repertorio del todo versátil, fundamentado principalmente tanto en creaciones originales para banda sinfónica, como en repertorio contemporáneo ó tradicional para orquesta de viento. Todo esto, hace de la Banda Sinfónica del CSMA, una apuesta moderna de futuro, joven, dinámica, alternativa, útil, de calidad, y sobre todo atractiva para el oyente.

Grandes piezas y obras maestras que merecen ser escuchadas llegarán este domingo 20 de febrero al Auditorio de Zaragoza con un concierto delicado y decidido para los amantes de la música clásica.

Print Friendly, PDF & Email