El Clínico y el Servet contarán con dos unidades de referencia para tratar la endometriosis

La máxima responsable en materia sanitaria de la DGA ha expresado que este programa es “muy novedoso”, ya que trata “de manera integral” a la paciente

La endometriosis, una enfermedad silenciosa debido a la dificultad y retraso en el diagnóstico, ha sido este jueves la gran protagonista en la presentación de su Programa de Atención en Aragón dentro del III Curso de Avances en el manejo de la enfermedad. A este acto ha asistido la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien ha recordado que, aunque la estrategia para la atención de la endometriosis se puso en marcha en 2018, “ahora abordamos una actualización”.

La máxima responsable en materia sanitaria de la DGA ha expresado que este programa es “muy novedoso”, ya que trata “de manera integral” a la paciente. “Permite realizar un plan de tratamiento para lo largo de su vida; puesto que la endometriosis es una enfermedad crónica”, ha explicado. Asimismo, ha puesto en valor la programación aseverando que es una “herramienta muy potente” para los profesionales sanitarios que diagnostican, de manera precoz, desde la Atención Primaria. “Tiene una serie de escalones o de vías clínicas donde pueden derivar a las pacientes, en virtud de su complejidad, a Ginecología o hasta unidades multidisciplinares donde se abordan las endometriosis más complejas”. Estas unidades se encuentran, una de ellas, en el Hospital Clínico Universitario y, otra, en el Hospital Miguel Servet.

Por otra parte, Repollés ha expresado que el plan de tratamiento se adapta a las “necesidades concretas de las pacientes, teniendo en cuenta la edad, el deseo reproductivo, los antecedentes quirúrgicos y la severidad de los síntomas”. También ha manifestado que aborda aspectos como la atención psicológica, la atención a la esfera sexual y la rehabilitación del suelo pélvico.

Por su parte, la ginecóloga y coordinadora de la estrategia de Endometriosis de Aragón, Ana Cristina Lou, ha incidido en la dificultad para diagnosticar esta enfermedad. “A veces se tarda muchos años, hasta ocho o diez”. Esto se debe, según la doctora, a que los síntomas pueden ser muy variables y “muchas veces se normaliza alguno, como es el dolor de regla”. “Por ser algo muy común no tiene por qué ser normal”, ha reconocido.

El 1% de las aragonesas en edad fértil tiene endometriosis 

La ginecóloga ha avanzado que un 10% de la población en edad fértil tiene endometriosis, aunque en Aragón se tiene un registro a nivel de Atención Primaria de un 1%. “Es un infradiagnóstico, porque hay mujeres que no acuden por ese dolor de regla -por esa normalización- y otras veces es un déficit de registro en el cual queremos actuar con este programa de atención”, ha señalado. “Hemos generado un nuevo formulario para las mujeres que acuden por este motivo y así tenerlas registradas en el sistema de historia clínica electrónica de Aragón”, ha aclarado.

Respecto al diagnóstico tardío, Lou ha explicado que se debe a distintas razones. “Hay una forma de presentación que sería la endometriosis a nivel de los ovarios, que son quistes, que se ven muy fácil por ecografía, pero hay otras formas de presentación -como pueden ser pequeños implantes a nivel de la superficie del peritoneo o endometriosis profunda, cuando son pequeños nódulos que infiltran intestino, vejiga y otros órganos- que son muy pequeños y difíciles de ver. Eso hace que se retrase el diagnóstico”, ha revelado.

La coordinadora de la estrategia de Endometriosis de Aragón ha aclarado que “ante la sospecha clínica de la enfermedad, tenemos que iniciar el tratamiento”. “No nos va a modificar la actuación terapéutica el hecho de tener un diagnóstico de confirmación que sería mediante una cirugía”, ha afirmado, añadiendo que “no tiene sentido intervenir a las pacientes -por el coste económico y el riesgo que supone pasar por quirófano- solamente para confirmar la enfermedad”. Lou ha incidido en que “ante la sospecha clínica, solo basta con escuchar a las mujeres, podemos llegar a un diagnóstico y poner un tratamiento para evitar que avance la enfermedad y tenga consecuencias peores”.

El curso, que se ha celebrado este jueves en la Facultad de Medicina de Zaragoza, ha contado con más de 200 participantes de las distintas disciplinas sanitarias que intervienen en el tratamiento de estas pacientes. En la inauguración oficial han estado, junto a la consejera Repollés, Ana Cristina Lou, ginecóloga y coordinadora de la estrategia de Endometriosis de Aragón; Miguel Díaz, uno de los directores del curso; y Joaquín Costán, director médico del Lozano Blesa.

Print Friendly, PDF & Email