La Comunidad espera captar 40 millones de los 120 necesarios para rehabilitar más de 5.000 hogares

Se han priorizado 5.169 hogares por un coste total de 209,7 millones, de los que 120,1 serían subvenciones por parte de la DGA

El Gobierno de Aragón ha lanzado un mensaje a todos los ayuntamientos que han presentado sus peticiones al programa de ayuda a las actuaciones de rehabilitación a nivel de barrio: “No queremos generar falsas expectativas”. Y es que actualmente cuentan con 15 millones para dicho programa de los más de 120 que se requerirían para acometer las obras en todas las viviendas solicitadas hasta ahora. Cabe destacar que se espera que llegue más dinero en los próximos meses hasta alcanzar unos 40 millones de euros, los cuales seguirían siendo un tercio del total necesario. Por ello, priorizarán aquellas viviendas que más requieran una rehabilitación en base a «criterios técnicos».

Así lo ha explicado el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, este miércoles ante los medios de comunicación en la presentación del balance de la consulta previa, realizada a los ayuntamientos, para conocer el interés en materia de rehabilitación de barrios y para la construcción de vivienda para alquiler. Ha detallado que este dinero proviene de los fondos europeos, lo cual “no es un diluvio de millones, sino una lluvia fina”. Un total de 16 ayuntamientos aragoneses han presentado hasta ahora sus proyectos al programa de rehabilitación a nivel de barrio, lo cual se traduce en 14.861 viviendas susceptibles de ser mejoradas.

El coste de todas ellas asciende a 412,2 millones de euros, por lo que, en la llamada fase uno, los ayuntamientos han priorizado 5.169 hogares por un coste total de 209,7 millones, de los que 120,1 serían subvenciones por parte de la DGA. Ahora bien, el Gobierno estima contar con alrededor de 40 millones, de los que ya tienen 15, destinados para este programa. Una cifra que supone un tercio del total necesario. “Las peticiones exceden de largo el dinero del que disponemos”, ha afirmado José Luis Soro, quien ha añadido que “creo que es bueno no frustrarnos, sino saber de cuánto dinero dependemos y saber que, si lo hacemos bien entre todos, tendremos más dinero en el futuro”.

“Es el momento de dejar trabajar a los técnicos”, ha señalado Soro mientras ha explicado que de todos los proyectos que hay sobre la mesa, se seleccionarán aquellos que más madurez y calidad presenten, así como más implicación e interés de los vecinos tengan, entre otros criterios técnicos. Ha querido destacar que esto “no es una carrera entre ayuntamientos, sino una carrera conjunta de todo Aragón contra el resto de Comunidades Autónomas” porque recibir más dinero depende del cumplimiento de los objetivos fijados por Europa. Así pues, “cuanto mejor lo haga la Comunidad, más dinero vendrá” para seguir rehabilitando las viviendas que se queden en el tintero.

Los plazos son “clave”, ya que para noviembre de 2026 “tiene que estar todo hecho”, ha remarcado el consejero. El primer “examen” al que se someterá Aragón será en noviembre de 2023, momento en el que Europa valorará los proyectos que se han comprometido. De esta manera, el Gobierno autonómico espera que se sepa “cuanto antes” cuáles van a ser finalmente las viviendas elegidas para rehabilitarse. Llega la parte “importante”: analizar a fondo la información, hablar con los ayuntamientos y priorizar.

El reparto de las ayudas atenderá a criterios técnicos, no políticos

Por eso, “es muy importante dejar trabajar a los técnicos, que ellos hablen y que los políticos se mantengan callados”, ha dicho Soro, quien ha querido dejar claro que el reparto de estas ayudas no se guiará por colores políticos ni por población. Las subvenciones supondrán entre un 30% y un 100% de la financiación total de cada rehabilitación, dependiendo de diversos factores económicos, sociales, etc.

Los ayuntamientos que no han presentado ningún proyecto todavía están a tiempo de hacerlo, ya que la consulta previa no es excluyente y se podrán analizar propuestas de otros consistorios en los próximos meses. Por ahora, los que sí lo han hecho son los de Barbastro, Binaced, Binéfar, Calatayud, Ejea de los Caballeros, Fraga, Gea de Albarracín, Híjar, Huesca, Jaca, La Almunia de Doña Godina, La Puebla de Híjar, Monzón, Sabiñánigo, Teruel y Zaragoza.

Programa de ayuda a la construcción de viviendas en alquiler social

Lo mismo ocurre con el programa de ayuda a la construcción de viviendas en alquiler social en edificios energéticamente eficiente, para el que se disponen de unos 14,5 millones de euros y se espera que asciendan hasta los 29 millones.

Este programa ha recibido un total de 45 solicitudes de 41 ayuntamientos de Aragón para la construcción de 920 viviendas destinadas a este fin. El coste total de estas obras alcanzaría los 49,6 millones de euros, que, aunque es “algo más factible”, sigue superando la cantidad actual con la que cuenta la DGA y “no va a haber fondos para todos”. Por lo que comenzará el diálogo con los ayuntamientos y se seleccionarán los proyectos “más viables” y “más maduros” para cumplir con los objetivos, ha explicado Soro.

Print Friendly, PDF & Email